En cuerpo y alma (2017)
The Square (2017)
Loving Vincent (2016)
A fábrica de nada (2017)
Soleil battant (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Out (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Informe de industria: Distribución y explotación

Los supermercados devuelven la esperanza al DVD en el Reino Unido.

por 

-   Mientras Hilco se halla inmerso en una carrera para rescatar a HMV, Geoffrey Macnab nos comenta cómo recientemente una sensación de optimismo está contagiando de nuevo al mercado de productos audiovisuales en el Reino Unido. Durante los primeros meses del año 2013 se vaticinaba un futuro con tintes apocalípticos para este sector del comercio: tanto HMV como Blockbuster se habían declarado definitivamente en bancarrota y existía un temor justificado de que estas cadenas especializadas en productos audiovisuales terminaran por desaparecer de las principales calles de las ciudades del Reino Unido. A día de hoy, tres meses después, los problemas persisten; no obstante, ahora también existen razones para conservar el optimismo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

 

La empresa experta en reestructuraciones Hilco ha decidido involucrarse en la trama adquiriendo, por una suma de alrededor de 50 millones de libras, la cadena minorista de entretenimiento HMV, que se encuentra en la cuerda floja y que hasta la fecha se hallaba en manos de Deloitte, su administrador concursal. A finales de marzo, la compañía inversora Gordon Brothers Europe salvó 264 tiendas Blockbuster de la quiebra, permitiendo que se conservaran 2.000 empleos. A principios de marzo, el periódico británico The Telegraph informó de que la cadena minorista WHSmith tenía la intención de retomar la venta de productos audiovisuales. Por medio de Screen, un portavoz de Brunswick, la agencia de Relaciones Públicas que trabaja con WHSmith, negó que dicha empresa hubiera llevado a cambio cambios en la estrategia comercial que había planificado y reservadopara el sector del entretenimiento. Asimismo, se cree que la cadena minorista británica GAME va a potenciar notablemente su nivel de implicación con la venta de películas (concretamente, en lo respectivo al formato Blu Ray).

 

Estos hechos nos permiten deducir que el mercado de productos audiovisuales en el Reino Unido mantiene aún su vigor, habiendo logrado en 2012 vender 1.542,9 millones de libras en productos audiovisuales en formato físico (un 66% del total de las ventas). Uno de los indicios que permite evidenciar el vigor de dicho sector es el ímpetu con el que las cadenas de supermercados del Reino Unido se están dirigiendo hacia él, pues han aumentado durante los cinco últimos años su volumen de negocio vinculado a este sector en un 40%. Ruper Preston, del distribuidor independiente del Reino Unido Vertigo, afirma que entre el 80% y el 90% de las ventas en DVD de dos de sus últimos grandes éxitos (The Sweeney y Horrid Henry) se llevaron a cabo en supermercados. Asimismo, comenta que la cantidad de clientes que recibe un supermercado es gigantesca, por lo que resulta lógico que si una película ha obtenido un gran éxito en su paso por los cines, obtendrá el mismo en un supermercado.

 

Por tanto, debemos comenzar a erradicar la idea preconcebida de que los supermercados utilizan los DVD como meros artículos de promoción. Las cadenas de supermercados como Sainsbury’s, ASDA, Morrison’s y Tesco presumen de haber ofrecido grandes descuentos con la venta de la película de James Bond Skyfall, cuando fue estrenada en DVD y Blu Ray el pasado mes de febrero. Sin duda alguna, este tipo de promociones continuará; no obstante, los distribuidores han afirmado que los supermercados están estableciendo precios cada vez más «realistas» para este tipo de productos. Según una serie de informaciones anónimas concedidas por el director de la sección de entretenimiento de de uno de los principales distribuidores independientes del Reino Unido (y cuya empresa está actualmente inmersa en negociación con diversos supermercados), todos los supermercados han declarado que el entretenimiento es un elemento fundamental e indispensable de lo que ellos representan. Los supermercados dependen enormemente de sus inversiones y desean volver a obtener beneficios de las mismas.

 

De acuerdo con un sondeo reciente, un 31% de los compradores de productos audiovisuales consideran que la accesibilidad a este tipo de artículos se consagra como un factor de suma relevancia a la hora de escoger el lugar donde van a hacer la compra y, por otro lado, un 71% ojea casual o asiduamente este tipo de secciones en sus tiendas. Los estantes de DVD en los supermercados, que cuentan con un espacio muy limitado, no albergan una gran diversidad de productos y, además, en los catálogos de este tipo de comercio no aparecen películas al lado de pañales y productos alimenticios; por ello, se centran fundamentalmente en estrenos, películas para los más pequeños y éxitos de cartelera. Lavinia Carey, directora general de la British Video Association (BVA), sugiere con respecto a las ventas elevadas de películas que el exceso de stock se consagra como una de las mayores pesadillas para un supermercado, pues estos comercios cuentan con una variedad colosal de productos.

 

No obstante, los niveles de precio han aumentado y los supermercados se muestran cada vez más predispuestos a satisfacer las necesidades de aquellos clientes que exigen productos de mayor calidad. Por ejemplo, StudioCanal colaboró exitosamente con Sainsbury’s para ofrecer a sus clientes una edición exclusiva de la película El Topo. Por otro lado, no se trata únicamente de que los supermercados hayan incrementado las ventas de productos audiovisuales, sino que además se están involucrando de una manera cada vez más activa en el mercado online. Por ejemplo, Tesco, propietario de VoD y BlinkBox, recientemente ha lanzado un servicio online llamado ClubCard TV. Asimismo, Sainsbury’s se ha asociado con Rovi para desarrollar su propio servicio de televisión y cine en streaming. Por otro lado, Blinkbox se jacta de sus óptimas relaciones con el sector independiente y los estudios que lo integran.

 

Michael Comish, consejero delegado de Tesco Digital Entertainment, afirmó que mantienen unas relaciones excelentes con los distribuidores independientes y que el total de estudios con los que se encuentran asociados asciende a 75. Comish mantiene que el sector independiente se ve perfectamente representado en Blinkbox, incluyendo producciones de Lionsgate, eOne, Momentum, y que además muestran un gran apoyo al cine independiente de distribuidores del Reino Unido como Artificial Eye, Soda Pictures y Peccadillo Picture; BlinkBox y Clubcard TV no guardan ninguna relación, puesto que Blinkbox ofrece los últimos estrenos de cine y televisión sin necesidad de subscripción. Según declaraciones de Comish, se sienten profundamente orgullosos de ofrecer en primicia los mayores éxitos de taquilla cuando son estrenados en DVD, una prestación inexistente en otros servicios que, además, exigen una suscripción. Por último, añade que Clubcard TV es un servicio gratuito, financiado gracias a la publicidad, para los 16 millones de habitantes del Reino Unido que poseen una tarjeta Clubcard TV. Se trata de otro elemento añadido al ya de por sí exitoso marco de fidelidad de Tesco que obsequia a sus miembros con acceso gratuito a su propio servicio de cine y televisión.

 

Clubcard TV se financia por medio de un sistema de publicidad directamente basado en los productos que cada cliente adquiere de manera habitual. Dicha plataforma ofrece gratuitamente 500 películas (y otras producciones televisivas) a aquellos que poseen la tarjeta Tesco Clubcard. Según Comish, uno de los componentes que convierten a Clubcard en una poderosa y beneficiosa herramienta es que les permite analizar de manera precisa los gustos de sus clientes, los productos que adquieren, junto con aquellos anuncios que pudieran suscitar su interés. Por otro lado, el pack inicial incluye producciones de Nagisa Oshima, Wim Wenders o Nicholas Ray, una selecta variedad para aquellos que no se conforman con películas mainstream que se pueden encontrar en cualquier cine.

 

Una tendencia extendida entre diversos supermercados es la de proponer ofertas del tipo: «compra un DVD y te regalamos la versión online», de las que los clientes se pueden beneficiar gracias a su tarjeta de fidelidad. Algunos supermercados son miembros del Ultraviolet Consortium, un sistema de licencias que permite a los que han obtenido productos audiovisuales descargarlos desde varias plataformas. Un portavoz de la compañía informó a Screen de que, en lo que se refiere al streaming, en un futuro próximo Sainsbury’s Entertainment ofrecerá a todos los cinéfilos del Reino Unido la posibilidad de descargar o ver en streaming sus películas preferidas. En un principio se limitará a dos soportes (Mac y PC), pero pronto se expandirá su alcance a otros dispositivos con acceso a Internet, como Smart TV, reproductores de Blu-Ray, soportes handheld y vídeo consolas.

 

Tan solo nos queda preguntarnos si conseguirán algún día los supermercados crear sus propios cines y producir contenidos cinematográficos originales. Francamente, resulta bastante improbable; no obstante, no muchos años atrás, la mera idea de que en el Reino Unido los clientes adquirieran grandes cantidades d DVD en los lugares donde acuden a hacer la compra de la semana se nos antojaba igualmente inverosímil. 

 

en este dossier

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss