Mal genio (2017)
The Square (2017)
Loving Vincent (2016)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Informe de industria: Política europea

La nueva Comunicación de Cine

por 

La nueva Comunicación de Cine

- La adopción de una nueva Comunicación sobre ayudas públicas para películas y obras audiovisuales fue finalmente anunciada por la Comisión Europea el 14 de Noviembre de 2013. En su Informe Iris Plus, el Observatorio Europeo del Sector Audiovisual realiza un profundo análisis del tema.

El primer cambio visible es que la nueva Comunicación 2013 incluye todos los aspectos de la creación cinematográfica, mientras que la anterior Comunicación de 2001 solamente incluía la producción. Mientras que las ayudas prestadas a los juegos no están contempladas y van a continuar por tanto, siendo otorgadas caso a caso, los contenidos cinematográficos de los proyectos transmedia sí lo están.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La otra gran novedad se refiere a las obligaciones de gastos territoriales. La Comisión, guiada por criterios de proporcionalidad, decidió revisar la norma de 2001 que establecía que el techo de los gastos territoriales por parte de los Estados miembros debía ser el 80% de los gastos de producción.

La Comunicación de 2013 establece el techo de gastos territoriales en el 160% de la ayuda concedida (y no del presupuesto de la película), lo que quiere decir que un Estado miembro puede realizar un gasto en su territorio equivalente al 80% del presupuesto de la película, solo si le otorga a dicha película la mayor ayuda posible (generalmente el máximo es el 50% del presupuesto de producción).

En la práctica, puntualiza el artículo principal del Iris Plus, ningún Estado miembro impuso que el 80% del presupuesto tuviera que gastarse en su territorio y de hecho, algunos ni siquiera tenían obligaciones de gasto, de modo que el cambio en la regulación no era verdaderamente necesario.

El borrador de la Comunicación contenía también una provisión de fondos especiales para las ayudas a las obras audiovisuales no europeas. La Comisión mostró su preocupación en cuanto a esas ayudas, especialmente cuando se otorgaban a producciones norteamericanas, y propuso minimizar su intensidad hasta un nivel inferior al 20%

La mayoría de las partes interesadas no estaban de acuerdo con esta provisión de fondos, indicando que la minimización de las ayudas a grandes co-producciones con países no europeos tendría resultados desastrosos, disminuyendo la calidad de los servicios y de las producciones. Las grandes producciones traen a Europa habilidades y conocimientos , de modo que disminuir las ayudas supondría que Europa fuera menos atractiva. Las producciones con grandes presupuestos se dirigirían hacia otros continentes, dejando atrás a Europa. Esto también tendría tremendas consecuencias para la industria europea del cine, y probablemente llevaría a la destrucción de muchos puestos de trabajo.

Incluso si el fin de estas normas fuera rechazado en la Comunicación definitiva, la Comisión continuará monitorizando el esquema de las ayudas para películas no europeas, y finalmente abordaría este tema mediante otra Comunicación, en caso de que surgiera alguna tergiversación de la competencia.

Los Estados miembros tienen dos años para obtener sus esquemas de subvenciones  de acuerdo con las nuevas normas.

Puede comprar el informe completo pinchando aquí.

 

 

en este dossier

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss