email print share on facebook share on twitter share on google+

Edouard Waintrop • Director general de la Quincena de los Realizadores

Autores, gustos y emociones

por 

- Edouard Waintrop, el nuevo director general de la Quincena de los Realizadores, revela su selección para 2012.

Edouard Waintrop • Director general de la Quincena de los Realizadores

Encuentro con el nuevo director general de la 44ª Quincena de los Realizadores, que se celebrará entre el 17 y el 27 de mayo de 2012 en el marco del 65º festival de Cannes.

Cineuropa : Ha comunicado que su selección estaría formada por “películas que harían las delicias del público”; ¿es una nueva forma de organizar la Quincena?
Edouard Waintrop: No entiendo cuando se dice que vamos a descubrir nuevos autores y que no hay sentimiento detrás. Cuando un autor impresiona, tiene que haber emociones a la fuerza. Si vamos al cine, es precisamente para sentir, aunque hay películas enrevesadas en las que podemos encontrar diferentes tipos de sentimiento. El cine también consigue que las emociones sean gratas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ha seleccionado bastantes comedias, un género que normalmente cuenta con escasa representación.
Es más difícil tener éxito con una comedia que con una película “normal”. Los directores de este tipo de películas tienen una doble dificultad: el hecho de enfrentarse a una labor complicada y el de ser desconocidos. Lo que más me irrita son las críticas arrogantes a algunas comedias. Chaplin y Buster Keaton han creado lo mejor del cine mundial, Tati es un héroe, Woody Allen es muy recomendable, Jerry Lewis ha hecho cosas increíbles, igual que la comedia italiana con Dino Risi, que es un referente para mí, Mario Monicelli, Comencini… Pero no haría un festival solo de comedia. Las comedias me encantan como cualquier otro tipo de cine. Por ejemplo, el cine francés estará representado por dos comedias y dos óperas primas bastante sombrías.

Ha visto casi 1.400 largometrajes para decidir la selección. ¿Cuáles son las tendencias del cine actual?
La televisión ha causado estragos. Aparecen las nucas de los personajes, la cámara graba las espaldas y va a cualquier sitio sin que sepamos bien por qué. El arte de la fotografía ha bajado mucho su calidad, pues la gente cree que por seguir al protagonista todo irá bien. No hay nada menos expresivo que una nuca, mientras que una cara es todo lo contrario. El arte del plano siempre será lo que Rohmer decía a propósito de Murnau: hay que saber dónde colocar la cámara y, a partir de ahí, formar el plano.

La selección reúne películas francesas, españolas, suizas y británicas, ¿Qué hay del resto de países europeos?
Estuvimos a punto de elegir una película escandinava, pero tuve que escoger, porque no quería seleccionar demasiadas. Me decepcionó mucho el cine italiano, del que soy un gran admirador. Romanzo di una strage, de Marco Tullio Giordana, me pareció muy interesante, pero me pregunté si los matices del tema se entenderían a nivel internacional. En cuanto a Europa del este, no hemos visto nada que nos apasiones entre las pocas películas que producen estos países por causas diversas. En Hungría, por ejemplo, atraviesan una de las peores crisis de su historia.

Algunos de sus predecesores seguían una política de no comunicación con respecto a la selección oficial; ¿usted qué opina?
No tenemos por qué suprimir toda comunicación para ser independientes, lo importante es sentirse lo suficientemente fuertes para poder debatirla. Tengo muy buena relación con Gilles Jacob y Thierry Frémaux, y no tengo intención de que eso cambie. Está claro que cuando se trata de elegir películas, siempre es un problema (risas), porque siempre hay alguna que nos gustaría tener y que pasa a la selección oficial. Nos ha pasado con dos películas, pero no supone ningún problema; igual ha ocurrido con aquellas que han preferido participar en Un Certain Regard en vez de en nuestra selección.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.