email print share on facebook share on twitter share on google+

Benjamin Renner, Vincent Patar y Stéphane Aubier • Directores

"Nos encanta tener bajo control cada detalles"

por 

- Benjamin Renner se une a Vincent Patar y Stéphane Aubier para dirigir la adaptación de Ernest & Célestine. Entrevistamos en Cannes a los tres directores

Benjamin Renner, Vincent Patar y Stéphane Aubier • Directores

El joven director Benjamin Renner se ha unido a los belgas Vincent Patar y Stéphane Aubier (Pánico en la granja [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Stéphane Aubier y Vincent…
entrevista: Stéphane Aubier y Vincent …
ficha del filme
]
) para dirigir la adaptación de los cuentos infantiles de Ernest & Célestine [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Benjamin Renner, Vincent P…
ficha del filme
]
. La película se estrenó en la Quincena de los Realizadores de Cannes, donde Cineuropa pudo charlar con los tres cineastas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Han buscado un tono dirigido tanto a niños como adultos?
Stéphane Aubier: Todo ha surgido de manera muy natural al leer el guion de Daniel Pennac. Vincent, Benjamin y yo emprendimos un trabajo que ante todo nos iba a hacer reír, siguiendo la esencia de las obras originales y respetando al guionista, pero sin preguntarnos a quién iría destinada la película.

Gabrielle Vincent, autor de los cuentos infantiles; Daniel Pennac, guionista; ustedes 3, adaptando la historia. ¿Cómo han conciliado todas esas aportaciones?
Vincent Patar: Había cosas en el guion que estaban muy bien expresadas, pero era difícil pasarlas a la animación si queríamos mantener el dinamismo. Hemos tenido que adaptar, modificar, reescribir...

Benjamin Renner: Daniel Pennac nos confió su guion con carta blanca para poder materializarlo, pero si no hubiésemos hecho una adaptación, habríamos perdido algunas de sus intenciones. Si hubiésemos seguido la escena del robo tal y como aparece en el guion, que es una larga escena del tipo Misión Imposible, habría resultado un paréntesis demasiado pesado para el tono general de la película. Nosotros hemos mostrado el exterior del edificio y sombras moviendose detras de las ventanas para conservar la idea sin alterar el ritmo general.

Stéphane Aubier: Una de los mayores factores de presión que tuvimos fue el hecho de que Gabrielle Vincent siempre había sido reticente a las adaptaciones de sus obras, hasta su muerte. Las proposiciones que le habían hecho hasta entonces no le habían convencido; por eso, para nosotros y para la producción fue muy importante respetar el espíritu de sus obras y alejarnos de esa tentación. Todos en el equipo éramos verdaderos apasionados de la obra de Gabrielle Vincent y en todo momento hemos concebido nuestra película como un homenaje a su trabajo.

¿Cómo trabajaron el movimiento?
Benjamin Renner: Desde el principio del proyecto comencé a dirigir las pequeñas animaciones con Flash y se las envié al productor. Era muy rudimentario, pero el enfoque de las posturas de Ernest y de Célestine ya estaba en la película. Al final se retocó todo, pero no demasiado, para conservar un toque de espontaneidad en torno al cual todos estuvimos de acuerdo.

Para ayudar a Benjamin, Vincent y Stéphane entraron en el proyecto aportando su experiencia en el mundo de la animación; sin embargo, sus trabajos anteriores no se corresponden con la técnica utilizada en esta película.
Vincent Patar: Hacía 10 años que jugamos con nuestras pequeñas imágenes animadas en stop motion para Pánico en la granja y la idea de volver a utilizar técnicas de animación tradicionales nos atrajo enseguida.

Stéphane Aubier: Nunca habíamos hecho animación Flash, que es diferente de los diseños animados tradicionales que utilizábamos en nuestros cortometrajes. Al final, todo el mundo ha podido aprender con Ernest &Célestine.

¿No se plantean pasar de la animación a la acción real?
Vincent Patar: El stop motion se acerca bastante a la dirección real. Se puede mover la cámara, cambiar de ángulo si el del guion gráfico no conviene, como hicimos en Pánico en la granja, en la que las maquetas parecen verdaderos escenarios.

Stéphane Aubier: Es cierto que cuando tenemos una idea, suele estar relacionada de alguna forma con la animación. No veo otra forma de traducirla y soy consciente de que este es un oficio diferente del de los directores de películas de acción real: ellos corren un mayor riesgo de perder el control de su película. A nosotros nos encanta tener bajo control cada detalle.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también