email print share on facebook share on twitter share on google+

Marco Bellocchio • Director

Amor, sacrificio y eutanasia

por 

- Bella addormentata trata un tema que ha dividido todo un país

Marco Bellocchio • Director

Marco Bellocchio repasa los últimos seis días de la vida de Eluana Englaro en Dormant Beauty [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marco Bellocchio
ficha del filme
]
, presentada a concurso en el Festival de Venecia. El caso de Eluana, en coma durante 17 años, dividió a Italia y provocó una batalla civil y política entre partidarios y detractores de la eutanasia.

Cineuropa: La película recorre los momentos más convulsos del caso Englaro como si se tratase de un drama psicológico colectivo.
Marco Bellocchio: El caso Englaro estaba en todos los periódicos, televisiones y en Internet, pero delante de la clínica donde estaba ingresada la joven no había mucha gente protestando. Hubo enfrentamientos verbales aislados, pero nada más. Mientra tanto, Italia abogaba por la defensa de la Constitución, por un lado, y se empeñaba en redactar a toda prisa una ley para impedir la eutanasia, por otro. Esto fue una especie de montaje a la Griffith [ndr: dos acciones presentadas de modo paralelo para crear suspense] y creó mucha ansiedad mientras la vida de esta pobre chica llegaba a su fin natural.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la película, los políticos son llamados de manera irónica “enfermos mentales”.
No hay una actitud de desprecio hacia los políticos. Más bien se habla de su desesperación y desorientación. Aprecio una cierta inhumanidad patológica que me preocupa más que el deseo de mantener el cargo. Aquí radica su desesperación y lo saben.

En la película aparece asimismo un mundo católico exento de dudas y que niega cualquier posición distinta de la suya.
No había una intención estratégica de mostrar las distintas posiciones sobre el caso Englaro. Me he sentido fascinado por una historia donde había personajes pertenecientes al mundo católico. Mi formación católica hace que conozca bien a los católicos. Algunas cosas no se pueden borrar, permanecen en el espíritu de cada uno de nosotros. No es posible una posición equidistante; narrar las cosas con objetividad es un concepto que no sirve. Tengo relaciones estupendas con muchos católicos, con los cuales existe un espacio de afecto e intercambio. Esto era lo que más me interesaba de la relación entre los personajes de Michele Riondino y Alba Rohrwacher, porque están en frentes opuestos, como Romeo y Julieta. Dicen: podemos querernos aunque tú seas creyente y yo no.

Uno de los temas de la película es el sacrificio. Todos dependen de alguien.
El sacrificio es un concepto religioso específicamente católico. Sacrifico mi vida, mi felicidad. Hemos sido educados para el sacrificio y eso es un problema.

La película llega a los cines pocos días después de la muerte del cardenal Martini, que ha vuelto a abrir el debate sobre la eutanasia.
No soy un cínico. El cine ya no provoca escándalos. Otros medios llegan antes, como Internet, y lo anulan. Siempre he intentado hacer buenas películas. Nunca me ha importado utilizar temas escandalosos.

Ha asustado tanto a la administración de la región Friuli Venezia Giulia que han llegado a cerrar la Film Commission para evitar que financiase su película.
El ayuntamiento de Udine ha colaborado con precisión y cuidado. Hemos rodado durante una semana delante de la clínica y no ha habido ningún incidente ni ningún ciudadano se ha quejado. Por razones, imagino, políticas, los gobiernos provincial y regional, en poder de la coalición de centro-derecha, han querido emprender una batalla y un boicot a posteriori. La película ha recibido lo que se merecía. Lo grotesco, que subraya la autodestrucción de la clase política, ha sido la abolición de la Film Commission de la región según un principio político.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también