email print share on facebook share on twitter share on google+

Srdan Golubovic • Director

¿Tiene sentido ser un héroe?

por 

- El director serbio Srdan Golubović hablá sobre su última película, Circles, basada en la historia real de su héroe personal y las consecuencias de sus actos.

Srdan Golubovic • Director

Cineuropa: ¿Qué te inspiró de la historia de Srdjan Aleksic para hacer Circles [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Srdan Golubovic
ficha del filme
]
?

Srdan Golubovic: En 2007, cuando leí por primera vez la historia de Srdjan Aleksic, un soldado serbio que había salvado a su vecino, un civil musulmán, de ser agredido por un grupo de soldado serbios, me di cuenta de que era una de las pocas historias positivas de las sangrientas guerras de la ex Yugoslavia. Me di cuenta de que su acto era la suma de todos los sentimientos que tengo hacia aquella época de los 90. Se convirtió en mi héroe personal y mi visión de la humanidad y el coraje. Quería hacer una película que se preguntase: ¿tiene sentido ser un héroe o este sacrificio es inútil?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Además, para mí Circles representa el final de mi pesquisa sobre la época en que vivía y, como los personajes de la película, una necesidad de salir de la sombra de los años que han marcado mi vida.

¿Cómo trabajaste esta idea con los guionistas Srdjan y Melina Pota Koljevic?
Mi productora Jelena Mitrovic leyó la historia de Aleksic en Internet. Estábamos en un festival en Wiesbaden con Srdjan y Melina. Jelena nos contó la historia y todos estábamos muy conmovidos. Pasó mucho tiempo desde entonces hasta los primeros bocetos de la historia. Nos dimos cuenta de que no queríamos hacer una película sobre este hombre y el incidente, sino intentar hacer una película sobre las consecuencias de este acto y sobre si un acto heroico y humano puede provocar buenas acciones y convertirse en mejores personas.

¿Cuáles fueron los principales problemas de la producción?
Rodar una película en Serbia es en sí un problema. La historia es compleja y se rodó en tres países. Personalmente, el mayor reto personal y profesional fue la muerte del montador y uno de mis mejores amigos, Marko Glusac. Marko murió pocas semanas después de que terminásemos la película. Me tomó mucho tiempo volver a trabajar en Circles sin que me hiciese sentir vacío a causa de la muerte de un amigo. La película está dedicada a él, aunque la hizo conmigo.

You worked with most of the actors before, but the choice of Aleksandar Bercek was probably the wisest casting decision.
The character of Ranko is very complex but minimalistic. I knew that the person who was going to play it can't have a single reaction or move extra. I knew it had to be an actor with huge talent and experience, and strength and energy coming from within. When I put all this together, it was clear it had to be Bercek. We hadn't known each other and many people were telling me he was hard to work with. I've never been afraid of that, I always liked to work with that kind of actors. In the end it turned out that for me he was the easiest actor to work with.

In such a complicated co-production structure, with five countries involved, what is the biggest advantage, and what are the problems? Also, there is no Bosnian co-producer and a big part of the film was shot in Trebinje, in Bosnia.
Advantage of such a production is that it was the only way to get the money for the film, and the problem is that the fact that it is a co-production of five countries and that the condition to get the money is to spend it in those countries, which increased the budget to €2m. It was very important to have to strong co-production countries, Germany and France, as well as those from the region, Croatia and Slovenia, who are historically and culturally connected to the subject matter and the point of the film. The film did have a Bosnian partner, the company Pro.ba and producer Amra Baksic Camo, but unfortunately it did not pass at Bosnia's competition for minority co-productions.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también