email print share on facebook share on twitter share on google+

Katrin Rothe • Directora

"La animación es una forma de expresión maravillosa"

por 

- Katrin Rothe dialogó con nosotros en el Festival de Cine de Arras sobre su extraordinario documental animado 1917 – The Real October

Katrin Rothe  • Directora
(© Bertrand Noël / Arras Film Festival)

Acostumbrada a hacer experimentos televisivos poco convencionales que combinan el género documental y la animación, la directora alemana Katrin Rothe dio por primera vez el gran salto a la pantalla grande con su deslumbrante película 1917 – The Real October [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Katrin Rothe
ficha del filme
]
, que investiga lo que ocurrió en el seno de la revolución rusa en San Petersburgo. Nos reunimos con ella en la 18ª edición del Festival Internacional de Cine de Arras.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál fue la idea inicial para hacer 1917 – The Real October?
Katrin Rothe: Tuve varias ideas, pero básicamente, quería describir este gran período histórico a través de una serie de testimonios e historias verídicas. A su vez, quería hacerlo utilizando una animación con recortes. Entonces, se me ocurrió mezclar estas dos ideas. Es como cuando lees un libro y se te ocurren ideas de la nada. Es una forma moderna de transportar un período histórico artísticamente, y a su vez, tiene un estilo de "hazlo tu mismo", que era la forma en que los propios revolucionarios llevaban a cabo sus rebeliones.

¿Cómo fue el proceso de investigación que llevaste a cabo para escribir el guion?
Trabajé en el guion durante dos años, pero la clave fue enfocarme en la visión de los artistas en 1917, porque hay mucha bibliografía sobre lo que sucedió antes y después, y también hay mucha información de segunda mano en la que no se hace una distinción entre las revoluciones de febrero y octubre de 1917.No obstante, este período histórico me pareció particularmente interesante. Fue un período durante el cual nadie sabía con exactitud quien había tomado el poder o lo que estaban haciendo los artistas. Además, en aquel entonces, muy poca gente sabía leer y escribir, fue una época muy caótica. Por lo tanto, no había demasiadas fuentes para consultar.

¿Qué fue lo que te llevó a elegir los cinco personajes/narradores de la película?
Zinaida Gippius llevó un registro de los acontecimientos y tenía una relación estrecha con el gobierno provisional. Vladimir Mayakovsky fue un poeta revolucionario muy provocativo que estaba en contacto con las clases privilegiadas y con las clases populares, y por sobre todas las cosas, era joven. Tenía esa edad en la que tiendes a creer que los cambios en la sociedad pueden mejorar el mundo, y esa energía que yo sentí a los 18 años, cuando vi la caída del Muro de Berlín. Por otro lado,  Maxim Gorky mantenía una cierta distancia con respecto al tema, lo cual es necesario para reflexionar sobre la importancia de lo que estaba sucediendo, para distinguir entre lo que es asumir el poder y lo que es asumir responsabilidades para con la sociedad, y para comprender los distintos movimientos que coexistían en aquella época, en la que el futuro estaba abierto, nada estaba determinado. Alexandre Benois  fue un crítico de arte con un gran talento para la descripción visual, lo cual fue una gran inspiración para la película. Por último,  Kazimir Malevich, quien es probablemente el más conocido de todos ellos en el mundo artístico hoy en día, era un soldado joven en aquella época. Sus escritos ofrecían una visión más amplia en comparación a la que Mayakovsky estaba dispuesto a contar. Finalmente, me di cuenta de que las vidas de estos cinco artistas se entrecruzaban a medida que ocurrían los acontecimientos.

¿Qué nos puedes contar sobre este tipo de animación basada en recortes y títeres que has desarrollado con el tiempo, y que combinas con serigrafía, dibujos y pinturas?
Comencé a incorporar la animación como documentalista en el 2003.Es un estilo que intentaré investigar más profundamente y una técnica bastante espontánea. La animación de stop motion lleva mucho tiempo y requiere de mucha precisión. Sin embargo, es bastante simple, y en esta oportunidad quise experimentar con el uso de recortes como parte de un enfoque más cinematográfico. Por ende, es una mezcla que denominamos “animación 2,5D”.Esta fue mi primera película de época, y la animación es una forma de expresión maravillosa porque te permite transmitir muchas cosas a través de una sola imagen.

También produjiste la película. ¿Te resultó fácil financiarla?
Tengo dos coproductoras, una suiza y otra alemana. Al comienzo, todo fue bastante fácil, pero luego con la crisis de Crimea todo se complicó: llegamos a pensar que hacer una película sobre Rusia no sería una buena idea. Sin embargo, finalmente, debido a la expectativa que había en torno al 100º aniversario de la revolución rusa, se aceleró el proceso y se fijó una especie de fecha límite para terminar la película. En este momento estoy trabajando en un nuevo proyecto con el mismo estilo de esta película y con la misma técnica de animación. Se trata nuevamente de una película de época, pero se desarrolla en Europa en las décadas de 1920 y 1930.

(Traducción por David Aquino)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también