email print share on facebook share on twitter share on google+

Rä di Martino • Directora

La Controfigura es una película que traspasa los límites del cine”

por 

- Entrevistamos a la directora de La Controfigura, Rä di Martino, ganadora del Eurimages Lab Project Award en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary

Rä di Martino • Directora
(© La Biennale di Venezia / foto ASAC)

La primera película de Rä di Martino, La Controfigura [+lee también:
tráiler
entrevista: Rä di Martino
ficha del filme
]
, ganó el Eurimages Lab Project Award en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, un premio concedido a películas que se encuentran en fase de producción o post-producción (para más detalles, ver las noticias). Este “work in progress” fue seleccionado entre 100 coproducciones europeas por traspasar los límites del cine y recibió 50.000 € de Eurimages. La Controfigura cuenta la historia del equipo técnico de una película italiana que se encuentra en Marrakech rodando un remake de El nadador, dirigida por Frank Perry en 1968. El reparto de la película de Rä di Martino incluye a grandes nombres como Valeria Golino, Corrado Sassi y Filippo Timi, quien interpreta un personaje inspirado en el de Burt Lancaster en la película original. Es una coproducción de Dugong Films entre Italia, Suiza y Francia, donde también participan Produzioni Illuminati, In Between Art Film (Italia), Snaporazverein (Suiza), Haut les mains (Francia). Slingshot Films se encarga de las ventas. La Controfigura fue presentada en la sección Cinema nel Giardino del Festival de Cine de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Eres una artista visual que trabaja con todo tipo de medios. ¿Por qué tu primera película es un homenaje a una película de culto de los sesenta?
Rä di Martino: El nadador es una película muy aclamada por varios artistas que se han inspirado en ella o que la han copiado hasta cierto punto. Trabajo con cosas que ya existen. Estamos tan sobrepasados de material audiovisual que la idea de inventar algo nuevo nos parece obsoleta. También he hecho obras de arte en vídeo, unos cortometrajes donde trabajo con actores reales pero que no son muy narrativos. Son más bien proyectos de deconstrucción desarrollados a partir del espacio que ofrece el museo, aunque algunos han sido incluidos en festivales de cine por su versatilidad. Además, yo sabía que tarde o temprano daría el salto a la dirección. El nadador iba a ser mi película “normal”, con un guión y todo lo que eso conlleva pero no podía hacerlo. No llegué a escribir el guión y eso me trajo consecuencias porque no pude solicitar financiación pública. La financiación privada se convirtió en mi única opción. Al final, el proyecto fue declarado “sin interés cultural” porque era una película rodada en Marruecos, que se basaba en una película estadounidense.

¿Fue difícil conseguir financiación a pesar de contar con la presencia de actores como Valeria Golino y Filippo Timi?
Conozco a Filippo desde hace tiempo, hemos trabajado juntos antes. Él supo leer entre líneas el proyecto y comprenderlo. En cuanto a Valeria Golino, pensamos en ella después, cuando nos planteamos quién interpretaría a la estrella italiana. Fue muy amable y ayudó mucho. Mi documental de 2014, The Show MAS Go On, fue de gran ayuda porque Iaia Forte, que colaboró en ese documental, es una buena amiga de Valeria, que se tiró a la piscina con este proyecto de bajo presupuesto. Nuestros dos actores marroquíes, Nadia Kounda y Younès Bouab, también son muy conocidos en su país. Pero la película se salía tanto de la norma que tuvimos que buscar patrocinadores, socios y coproductores en otras compañías pequeñas e independientes. Empezamos a rodar la película y, cuando íbamos por la mitad, recibimos la noticia de que habíamos ganado el premio Eurimages. Fue como si el premio hubiese caído del cielo porque era lo que necesitábamos en ese momento.

La película ganó el Eurimages por “su acercamiento experimental, visual e irónico a un estilo narrativo innovador y por el espacio único que ocupa, situándose entre el cine y el arte”. ¿Han capturado la esencia de la película?
Ya sabes cómo son los discursos de los premios… El proyecto no fue nada fácil de describir. Es una de esas películas donde es más fácil encontrar financiación cuando ya se ha rodado. He intentado explicarla varias veces: “Es un pseudo-remake pero también es una mirada detrás de las cámaras”, pero nadie lo comprendía. O “Hay un hombre que atraviesa una crisis, que no es actor y tartamudea”. Era imposible de explicar. Todas mis esperanzas estaban puestas en los premios de post-producción.

¿Cómo va la distribución de la película en Italia?
Slingshot Films, ubicada en Trieste y especializada en cine arte, está siendo muy valiente al intentar distribuir la película. Además, algunos museos que forman parte de AMACI (Asociación de Museos Italianos de Arte Contemporáneo) y que tienen un auditorio o vínculos con un cine han organizado eventos para proyectar la película, como el MAXXi de Roma, el GAMeC de Bérgamo con Lab80 y otros. También se proyectó en un circuito de 14 cines después de su estreno mundial en el Festival de Cine de Venecia. En este momento, con Slingshot nos estamos centrando en los cines, en eventos nocturnos a los que yo también asistiré. Es la única vía de distribución para películas como la mía. Por último, hemos planificado más proyecciones para festivales, cines y museos.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?
Quiero hacer un documental en Roma la próxima primavera-verano y también hay un tema de ficción que espero usar como base para un guión. Estoy trabajando en ello, aunque sea otro proyecto absurdo en la misma línea de La Controfigura

(Traducción por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también