email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Quincena de los Realizadores

Guillaume Nicloux • Director

"Lo que me interesa es la búsqueda y la experiencia"

por 

- CANNES 2018: Guillaume Nicloux desvela las claves de Les Confins du Monde, una incursión en la jungla indochina y en la 50ª Quincena de los Realizadores

Guillaume Nicloux • Director

Guillaume Nicloux ha presentado en la 50ª Quincena de los Realizadores del 71º Festival de Cannes Les Confins du Monde [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Guillaume Nicloux
ficha del filme
]
, una película de guerra en el corazón del conflicto en Indochina en plena jungla en 1945.

Cineuropa: ¿Por qué has decidido consagrar una película a la guerra de Indochina y en especial a un periodo muy específico del conflicto que no se había tratado antes en el cine?
Guillaume Nicloux: Fue Sylvia Pialat quien me habló de esa fecha, 9 de marzo de 1945, que me resultaba totalmente desconocida: la masacre a manos de los japoneses de varias guarniciones francesas cuando De Gaulle quiso recuperar las colonias. Me intrigaba mucho este hecho histórico, sobre todo por un personaje llamado Vandenberghe, que fue quien primero adoptó la técnica de combate que luego fue la de los Vietminhs: sin reglas. Tuve la oportunidad de hablar de ello a un tipo que lo conoció y que salió con él en las misiones nocturnas: Raoul Coutard, mi director de fotografía en tres películas. Eso me dio una claridad distinta de las de los relatos históricos en la que bebemos la historia oficial de unos hechos que a menudo tienen otro cariz: el de la aventura humana vivida por las gentes que lo protagonizaron. La mezcla de estas dos fuentes me sirvió de base para fantasear con esa guerra y sumergir al personaje principal en la vacilación de la venganza y la pasión amorosa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿También te atraía el entorno, la jungla en este caso, en tanto que uno de esos lugares que se salen de lo común, como contrapunto a los ambientes que encontramos en todo tu cine anterior?
La geografía y la noción de cerrazón, aun en un decorado natural, influyen enormemente en mi manera de articular un relato y hasta de catalizar las emociones que aparecen en el momento de escritura y, más aún, de realización: cuando instalamos el equipo, dónde nos quedamos, dónde rodamos, dónde enfrentamos al personaje con su entorno… Retrospectivamente, me digo que La religiosa [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Guillaume Nicloux
ficha del filme
]
, El secuestro de Michel Houellebecq [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, Valley of Love [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, The End [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
y Les Confins du Monde [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Guillaume Nicloux
ficha del filme
]
están condicionadas por una forma de cárcel en la que trato de encontrar una libertad pero que primero ha de aparecer como opresora, ya sea una jungla, una guarnición, el desierto, el convento, una casa… como si esas películas pertenecieran a un ciclo unido por una cierta introspección en la que se mezclan ficción y documental. Ahí, con la jungla y la guarnición, estamos en un principio de cerrazón donde la geografía y la fuerza climática te obligan a fundirte con el interior. Creo que, para un detenido, también está este principio de adaptación si quiere sobrevivir en un entorno cerrado. Siempre me ha fascinado la gente que escribe en celdas como Jean Genet o Edith Stein: hay algo de despojamiento y de enfrentamiento con los demonios propios y es también la aceptación del hecho de que uno no está completamente solo en su interior. La jungla es un lugar en el que uno se enfrenta a algo esencial y vital, sobre todo en tiempos de guerra. Son todos los relatos que yo he podido recibir: uno tiene la impresión de que la gente nunca está tan viva como cuando se siente cerca de la muerte. Para un soldado, hay una intensidad que resurge. Pero esta es mi fantasía de una guerra que he intentado reinventar a mi manera para brindar al público un viaje que no se corresponde con una verdad histórica de la que me he liberado rápidamente, por mucho que me haya metido en ella para sacar relatos e impresiones visuales.

Les Confins du Monde aborda, a fin de cuentas, tanto el conflicto exterior de la guerra como el conflicto interior humano.
Intento explorar esas zonas de combate internas. Es una forma de introspección que se mezcla con las ganas de contar historias y es una forma diferente de hablar de nosotros mismos y de lo que nos sobrecoge.

Tú filmas la guerra de forma minimalista, hipnótica, a veces onírica, pero también en sus aspectos más crudos de la vida de soldad. ¿A qué se debe esta mezcla?
Intento presuponer lo menos posible para que, en el momento de la realización, estemos en plena búsqueda. Lo que me interesa es la búsqueda y la experiencia. Intento colocarme en ese estado de disponibilidad en el que tratamos de encontrar cierta justeza correspondiente a nuestro deseo profundo de captar ese instante, obtener esa verdad mentirosa, puesto que de eso se trata en el cine: intentamos mentir de la manera más sincera posible.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también