email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Semana de la Crítica

Guillaume Senez • Director

"¿Qué pasa si el equilibrio se rompe?"

por 

- CANNES 2018 : Entrevista con Guillaume Senez, cuyo segundo largometraje, Nos batailles, con Romain Duris como protagonista, es presentado este año en la Semana de la Crítica

Guillaume Senez • Director

Fue en 2016 cuando salió Keeper [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Guillaume Senez ­
ficha del filme
]
, primer largometraje de Guillaume Senez, muy difundido en los festivales del mundo entero y premiado en ocasiones. La película abordaba el tema de un embarazo adolescente no deseado desde el punto de visto de un padre (joven). Con Nos batailles [+lee también:
crítica
entrevista: Guillaume Senez
ficha del filme
]
, presentada en la Semana de la Crítica, del 71º Festival de Cannes, el director trata de nuevo las cuestiones de la paternidad (y de la filiación) a través de una situación “inversa”, la de Oliver, quien se encuentra solo con sus dos hijos mientras que su mujer les abandona sin previo aviso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo nació el proyecto?
Guillaume Senez:
 Me separé de la madre de mis hijos hace cinco años, un poco antes del rodaje de mi primer largo, Keeper. Me encontré solo con ellos, en custodia compartida, y debí aprender a escucharlos, mirarlos, comprenderlos. Eso fue muy difícil, y  al mismo tiempo muy bonito, porque aprendí muchísimas cosas.

Me preguntaba qué pasaría si la madre de mis hijos desaparecía, ¿Cómo hacer para encontrar el equilibrio entre el compromiso profesional y el compromiso familiar en ese caso?

¿Cómo lidiar con la vida moderna de alguna manera?
Es exactamente eso, cómo hacer frente al cambio social que tiene un gran impacto sobre la vida familiar. Es también una película sobre las repercusiones que el trabajo puede tener sobre la familia, ¿Qué pasa si el equilibrio se rompe? De manera muy teórica, eso lleva a preguntarse cómo la familia puede hacer frente a este capitalismo 2.0.

La película plantea la siguiente pregunta: ¿Qué es estar ahí para sus hijos?
Es una pregunta que hemos debatido a menudo escribiendo el guión con Raphaëlle Desplechin, ¿Qué cuenta: la calidad del tiempo que pasa con sus hijos o la cantidad? Lo que me gustó fue mostrar hasta qué punto es difícil ayudar a las personas que queremos. Cuando el afecto está ahí, es híper complicado. Olivier es un personaje que no consigue ayudar a las personas que quiere. No consigue ayudar a su mujer. Con sus hijos es lo mismo al principio, él aprende poco a poco a comunicarse con ellos y a convertirse en padre. Lo que a mí me gusta de este personaje es que a veces hace las cosas muy mal, pero lo sabe y se excusa, y eso es muy conmovedor.

Las escenas grabadas en la fábrica de embalaje tienen un impacto estético y emocional muy fuerte.
Al principio, el mundo sindical estaba más presente, pero a medida que escribíamos nos centramos en la familia. Ahí es donde están las batallas. Quería mostrar el mundo del trabajo de hoy en día, la transformación de la sociedad.

Esta fábrica gigante ofrecía una puesta en perspectiva muy visual de la situación de Olivier. Su sitio en el mundo del trabajo alimenta al personaje implícitamente. Es importante saber en qué mundo viven los personajes.

¿Cómo elegiste tratar el tema de la ausencia de la madre, Laura?
El desafío era hacer que siguiera existiendo el personaje de Laura después de su desaparición. No hacía falta condenar a este personaje, ¡pero una madre que abandona a sus hijos es tabú! Mientras que cuando es un padre quien abandona a su mujer y a sus hijos, nadie está arriba o abajo. Aquí, Olivier nunca la juzga y sigue la queriendo, al igual que los personajes que lo rodean y lo apoyan.

¿Cómo elegiste a Romain Duris?
Llegó muy pronto en el proceso. Es un actor al que aprecio realmente, sabía que le gustaba ponerse en peligro. Nos conocimos antes de que se escribiera el guión, le conté mi método de trabajo y le interesó especialmente.

¿Puedes explicarnos en dos palabras este método?
Yo trabajo sin diálogo, de repente todos deben estar presentes, escuchando. Buscamos las palabras, nos sobrepasamos, y estas son las cosas que yo busco, esta espontaneidad. Trabajamos mucho sobre los personajes, su evolución. Muestro películas, artículos a los actores. A menudo, las tres o cuatro primeras tomas hacen que las cosas sucedan. Poco a poco, llegamos al diálogo. Son los actores quienes escriben su texto empatizando con sus personajes. No me encuentro con los diálogos si la intención está ahí. De hecho es justo eso, trabajamos en la intención de la escena.

(Traducción del francés por Cande Gómez Sánchez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también