email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Quincena de los Realizadores

Philippe Faucon • Director

“Se trata de crear algo auténtico, correcto, real”

por 

- CANNES 2018: Philippe Faucon habla sobre su décimo largometraje Amin, muy bien recibido en la 50ª Quincena de los Realizadores del 71° Festival de Cannes

Philippe Faucon • Director
Philippe Faucon on the set of Amin

De regreso en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes, dos años después de presentar Fatima [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Philippe Faucon
ficha del filme
]
en ella, el director francés Philippe Faucon, fiel a sus valores de simplicidad y precisión, habla sobre los orígenes de su nuevo filme, Amin [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Philippe Faucon
ficha del filme
]
, una depurada película sobre un hombre de Senegal que trabaja en Francia y vive sin su familia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste tratar el tema de la inmigración (tema común que podemos ver en tu toda filmografía) desde un nuevo ángulo?
Philippe Faucon: Es un tema que Yasmina Nini-Faucon toca en su novela familiar. Al hablar con ella y con otros amigos quienes como nosotros, tienen padres y abuelos que vinieron a Francia pero no eran franceses ni hablaban francés, me di cuenta de que la historia era recurrente, casi inherente de los periodos de inmigración que han venido uno detrás de otro, como la inmigración italiana en la década de 1960 o la inmigración magrebí en la década de 1970. Durante estos periodos de separación algunos tuvieron relaciones, duraderas o encuentros casuales, y algunas veces incluso tuvieron otros hijos en los países en los que trabajaban. Nos dijimos que era una parte vital y esencial de estas circunstancias y que era una historia que resumía totalmente esta vida de exilio y separación. Intentamos investigar un poco sobre la situación actual. Estos días se le presta mucha atención a la inmigración subsahariana, principalmente a países como Malí, Senegal y Mauritania, con hombres en refugios para gente sin hogar viviendo la vida de hombres solteros.

¿Cómo abordaste la parte senegalesa del filme para evitar la caricatura pintoresca?
Estábamos interesados en lo que yacía tras la imagen de la postal. Se trataba de contar la historia de lo que era humano, al igual que sobre la separación, el exilio, y el monótono y punzante dolor que por lo general no hay forma de expresar. Porque estas personas no lo pueden expresar con palabras, ellos cargan con el peso, defendiéndose con la mirada fija y con expresiones que nos pueden decir más sobre lo que reprimen de lo que pueden las palabras. Tratamos de crear situaciones y personajes realistas, sin crear algo que ya todos hayamos visto antes, para esto visitamos gente que vive en estas condiciones mientras hablamos, primeramente hombres solteros que viven en hostales. Pero también, mientras investigábamos sobre otras locaciones, conocimos mujeres esperando por sus esposos en sus países de origen y criando a sus hijos ellas solas.

La familia es otro tema principal que el filme toca con la familia de Amin, pero también con la de Gabrielle, la mujer francesa con la que él tiene un amorío.
Ciertamente, hay un área entera del filme que se enfoca en las familias rotas y separadas. En ambos casos y por diferentes razones. Y el tema lo trato por medio de los personajes involucrados en la vida de Amin: la gente que se ha quedado en el país de donde él viene y la gente a la que él conoce en el país en el cual está forzado a viajar para trabajar. Y alrededor de él también hay otros personajes quienes están en la misma situación pero tienen edades diferentes y se encuentran en diferentes etapas de la vida, por ejemplo Abdelaziz, quien es mayor que Amin y quien ha dejado a su esposa e hijos en Marruecos antes de tener más hijos en Francia, así que está esencialmente en medio de dos sitios diferentes. En lo que respecta a Amin y a Gabrielle, su historia es la de dos personas solitarias que se juntaron, quienes experimentan por un momento eso que no esperan dure pero es algo a lo que ambos le sacan algún provecho.

¿Cómo construiste una puesta en escena que crea un grado de simplicidad tan sutil?
Tiendo a trabajar con pureza, brevedad y una cierta simplicidad. Y decidí que para esta historia en particular, así era como quería contar las cosas. Pero la simplicidad es la cosa más difícil de encontrar, y no estoy hablando de la banalidad o la ausencia de la forma. Toma trabajo y eso se refleja en el filme. Traté de identificar lo que resultaba esencial y traté de colocar a los actores en el centro después de encontrar la chispa que le daría vida a sus personajes y a sus escenas, creando algo auténtico, correcto, real, lo que es un compromiso muy íntimo en nombre del actor. Pero no es del todo simple, especialmente cuando se trata de actores no profesionales. 

Tu filme también es una representación de una Francia que podría ser caricaturizada fácilmente en otros sitios.
Sí, muestra un lado poco familiar de Francia que no vemos muy a menudo en la pantalla, lo cual es caricaturizado o estigmatizado debido a la falta de conocimiento sobre el tema.

(Traducción por Javier Campos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también