email print share on facebook share on twitter share on google+

BRIFF 2018

Martine Doyen • Directora

"Actualmente, la risa ha perdido su fuerza subversiva"

por 

- Hablamos con la belga Martine Doyen, cuyo segundo largo, Witz, se presentó en la competición nacional del último Festival Internacional de Cine de Bruselas

Martine Doyen  • Directora

Desde su primer largo, Komma [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionado en la Semana de la Crítica de Cannes 2006, la directora belga Martine Doyen ha reflexionado sobre otras maneras de hacer cine, y ha puesto tales reflexiones en práctica dirigiendo varias cintas experimentales, la última de las cuales, HAMSTERs [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, fue seleccionada por el Festival Internacional de Cine de Róterdam. Witz [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Martine Doyen
ficha del filme
]
, una delirante comedia romántica, es su segundo largo, y se presentó en la Competición Nacional del último Festival Internacional de Cine de Bruselas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Digital Production Challenge - DPC II 1 Internal

Cineuropa: ¿De dónde surgió la idea de hacer un film sobre una mujer que pierde el sentido del humor?
Martine Doyen:
Estaba viendo un programa científico en la televisión sobre los lesionados cerebrales. Un hombre que se cayó en moto daba su testimonio. Había perdido su sentido del humor, pero no se dio cuenta inmediatamente. Al verlo, me eché a reír, y me dije que ahí había algo en lo que profundizar.

Entonces creé ese personaje femenino que ha perdido su sentido del humor, y que debe cambiar de vida para recuperarlo. Tenía un impulso, y necesitaba darle forma.

Y al final, ¿se trata de una comedia romántica con un giro?
Inicialmente, no quería hacer una comedia romántica, o no solo eso. Pero al final, era bastante estimulante jugar con los códigos del género.

Cuando era pequeña, veía muchas películas viejas con mi abuela, me sabía de memoria ese tipo de cine, esas comedias románticas estadounidenses de entre los 30 y los 60, películas que a menudo tienen una visualidad muy particular y que giran alrededor de un encuentro explosivo.

¿Es una reflexión sobre la risa y el modo en que nos determina?
He pensado mucho sobre ello: ¿qué significa exactamente dejar de reír? He leído a filósofos y sociólogos, me he interesado por las implicaciones neurológicas de la risa. He descubierto que también tenía un impacto muy físico. Cuando fingimos reír, también nos sentimos mejor.

El sentido del humor es verdaderamente constitutivo de la personalidad, nos podemos enamorar de alguien por su sentido del humor.

También es una forma de plantear que la propia sociedad ha perdido un poco de su sentido del humor...
Cuando terminé los estudios, me dediqué por un tiempo a la publicidad, un trabajo que hacía solo para ganarme el sustento, y ahí se trataba verdaderamente de una risa forzada. Es algo que encuentro mucho en la actualidad, incluso fuera del campo publicitario, en ciertos espectáculos cómicos, un poco por todas partes en realidad, y es una forma de reír que me crispa mucho. Me parece que la risa ha perdido su fuerza subversiva.

¿Cómo elegiste a los actores?
A Sandrine la conozco desde hace años; no he dejado de redescubrirla en varias películas, siempre me ha impresionado. La vi y me pareció que había madurado un poco, y que la edad le sentaba bien. Y luego, me gustaba ver una cara relativamente nueva en la gran pantalla.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también