email print share on facebook share on twitter share on google+

Fabrice du Welz • Director

"Mi mayor reto ahora es liberar las emociones"

por 

- Entrevistamos al director belga Fabrice du Welz, que rueda actualmente su sexto largo, Adoration, después de dos experiencias en Francia y Estados Unidos

Fabrice du Welz  • Director

Hablamos con el director belga Fabrice du Welz, que rueda actualmente su sexto largo, Adoration, la historia de la fuga apasionada de dos adolescentes locamente enamorados, protagonizada por los jóvenes actores Fantine Harduin y Thomas Gioria, acompañados por un reparto de primera en el que figuran Peter Van den BeginCharlotte VandemeerschBéatrice Dalle y Benoît Poelvoorde. El cineasta comenta este regreso a Bélgia, tras dos experiencias en Francia y Estados Unidos. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De qué habla Adoration?
Fabrice du Welz: Es la historia de un chico un poco sencillo e ingenuo que vive con su madre, que trabaja en un psiquiátrico para gente rica. Un día, llega una chica de su edad, Gloria, que sufre trastornos psicológicos graves; él acaba enamorándose de ella. Gloria le llevará en un extraño viaje, hasta un punto de no retorno.

Tus películas suelen abordar la cuestión de la transgresión o el desorden...
En este caso, se trata del desorden. Es probablemente la película más dulce que haya hecho, es una historia de amor absoluto. Quiero que este film esté cargado de emoción, algo que quizás faltaba en las primeras dos entregas de la trilogía, Calvario [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 y Alleluia [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Fabrice Du Welz
ficha del filme
]
. Nunca he querido hacer películas que se sirvan de la provocación fácil. Se ha dicho que hago películas violentas... pero yo intento explorar, modestamente, los problemas que me fascinan. Los problemas de nuestra humanidad, la incapacidad para amar, vivir, sufrir, ser.

¿Has encontrado una nueva encarnación del personaje de Gloria?
El personaje de Gloria me acompaña desde hace tiempo. Es casi como un doble femenino, un doble neurótico. La mujer que amo, temo y espero. Lo que exploro es mi parte femenina. La interpreta la joven actriz Fantine Harduin, una candidata idónea. Es prodigiosa, tiene unos ojos extraordinarios, unos ojos cristalinos, fríos y cálidos al mismo tiempo. Había que encontrar un chico que estuviera a la altura. Thomas Gioria, que debutó en Custodia compartida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Xavier Legrand
ficha del filme
]
, es muy diferente, pero ambos se equilibran mutumente.

¿Vuelves a rodar en Bélgica porque tu experiencia en Estados Unidos fue complicada?
Lo he decidido, no haré una película en la que el productor me toree. Si para conseguirlo tengo que hacer películas modestas, pues las haré toda la vida. Para mí es intolerable crear películas de las que no esté completamente orgulloso. En Estados Unidos no fue tan complicado como en Francia, pero fue duro. Quiero poder llevar mi visión hasta sus últimas consecuencias. Me gustaría volver a Estados Unidos y trabajar para Netflix o Amazon por ejemplo, pero siempre que me den carta blanca. No quiero que me jodan. Ya soy demasiado mayor para eso. 

¿Cuál es tu mayor reto actualmente?
Mi mayor reto ahora, en este rodaje, es liberar las emociones. Siempre hay en mí cierto pudor... Odio la sensiblería y a la gente que exhibe sus emociones. La emoción tiene una verdadera nobleza, pero ¿cómo plasmarla fielmente? Vivimos en un mundo sobrecargado de emociones, es casi pornográfico. Pero busco una emoción alquimista que pueda cambiar la mirada. Es algo que sentí cuando vi Rompiendo las olas. Para mí es una gran película, porque no solo me ha llegado emocionalmente, sino que me ha hecho crecer como artista y persona. Esa es la emoción que busco. Antes, no estaba listo para afrontarla. Como puedo ser un poco dogmático y sectario, me he prohibido un montón de cosas, y he pagado por ello. Me arrepiento de no haber tratado ciertas situaciones más de cerca en mis cintas anteriores, de haberme evadido, obsesionado por la forma. Evidentemente, la forma sigue siendo muy importante para mí, pero ahora busco sobre todo la mirada.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.