email print share on facebook share on twitter share on google+

ODESA 2018

Sergei Loznitsa • Director

"Nuestra sociedad se está infantilizando"

por 

- Hablamos con el prolífico cineasta ucraniano Sergei Loznitsa, que presentó Donbass en la sección Festival of Festivals de Odesa

Sergei Loznitsa  • Director

Tras su prestreno en Cannes como proyección inaugural de Un Certain Regard, donde se llevó el premio a mejor dirección, el film de Sergei Loznitsa Donbass [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergei Loznitsa
ficha del filme
]
acaba de proyectarse en la sección Festival of Festivals del Festival Internacional de Cine de Odesa. La cinta muestra las muchas y a menudo absurdas facetas de la guerra civil de Ucrania Oriental. Basada en hechos reales y dividida en 13 segmentos, la cinta entrelaza lo dramático y lo grotesco, zambulléndose en el absurdo de la guerra.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La última vez que nos vimos, hablamos sobre la repetición del mal. Es un tema que también se aborda en Donbass.
Sergei Loznitsa: Es una metáfora muy sencilla. Cuando empiezas a jugar con el mal, nunca piensas que puedes acabar como otra de sus víctimas. Los responsables de la Gran Purga de Stalin crearon una mentira, y luego fueron a su vez víctimas de ella. Genrikh Yagoda, que fue director del NKVD, o el Comisario del Pueblo para la Justicia, Nikolai Krylenko, fueron tachados de terroristas fascistas y ejecutados. Antes de eso, ellos mismos sentenciaron a muerte a personas por la misma razón.

Mi último documental, Victory Day [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, mostraba las celebraciones del 9 de mayo en Treptower, el día en que, según los historiadores soviéticos, la URSS derrotó a Alemania. Se las arreglaron para no mencionar los esfuerzos de los Aliados y su contribución a la causa de la lucha contra Hitler. Todavía se pueden ver citas de Stalin en las paredes del monumento de Treptower. En mi opinión, esto es tan inaudito, tan malo, como cubrir con frases de Mein Kampf las paredes de las casas de Berlín. En Rusia, hay un gran resurgimiento de la mitología estaliniana, y Stalin está volviendo a presentarse ante la generación joven como uno de los grandes líderes del país y como un "gestor eficiente". Yo creo que esto está sucediendo porque el comunismo nunca fue juzgado. Lo que necesitamos es un "juicio de Núremberg" del comunismo. A no ser que tenga lugar tal juicio, y el dogma y su práctica se declaren ilegales y malvados, el monstruo totalitario seguirá volviendo una y otra vez, como un fénix que renace de entre sus cenizas. Es un círculo vicioso, y quería advertir a la gente de este peligro.

Es una advertencia muy directa, sobre todo viniendo de ti. ¿Por qué decidiste hablar más claro en esta ocasión?
Sigue habiendo mucho oculto entre líneas, pero algunos temas deben abordarse abiertamente. Todos los episodios están basados en hechos reales; solo los cambié un poco. Encontré la mayoría de ellos en YouTube. Uno de los episodios, sobre un periodista alemán y su compañero ucraniano, un “arreglaproblemas” y fotógrafo, lo rodé con este último. Primero, compartió su experiencia conmigo, y yo escribí una escena basada en su historia. Luego, durante la fase de casting, me di cuenta de que debería interpretarse a sí mismo en el film. Para mí era muy importante mantener las cosas tan verosímiles como fuera posible. Podrías pensar que todo es producto de mi imaginación, pero no es así. Muchas cosas en la vida son así: parecen extrañas e imposibles, pero están sucediendo realmente. Piensa, por ejemplo, en la Copa Mundial: después de todo lo que pasó, después de todos esos crímenes cometidos por las autoridades rusas —la guerra en Ucrania, la ocupación, la anexión de Crimea—, todo el mundo decidió ignorar lo que había pasado e ir a Rusia a jugar al fútbol. Parece que nuestra sociedad se está infantilizando.

Esto también da lugar al humor frecuentemente absurdo que abunda en el film.
Creo que aquí, en Ucrania, la reacción fue completamente diferente a la que tuvo en Cannes. Allí, la gente estaba más asustada por lo que había pasado, les daba miedo reír. Aquí, era más fácil que el público se identificara con la narrativa, que entendiera los contextos. La película tiene sus raíces, entre otras fuentes, en la tradición literaria rusa. Piensa en Bulgakov o en Almas muertas, de Gogol. ¿Almas muertas? Es gracioso. Tenemos esta forma particular de describir el mal, porque si lo haces con un poco de humor, parece menos peligroso. La literatura puede crear este tipo de protección, y el cine también puede hacerlo, hasta cierto punto. Claro que a la gente le impactaron varios episodios, pero se enamoraron de otros, sobre todo porque estoy mostrando algo que conocen demasiado bien. Cuando tienes un trozo de metal extremadamente caliente, necesitas otra cosa para sostenerlo; un brazo artificial, por ejemplo. El humor y la ironía son herramientas necesarias en mi película que capacitan al espectador a afrontar ciertos temas difíciles.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también