email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2018 Competición

Mike Leigh • Director

“Mi trabajo es mirar a las personas como si fuesen personas”

por 

- VENECIA 2018: Nos reunimos con el director británico Mike Leigh para hablar acerca de Peterloo, una recreación detallada de la tragedia ocurrida en Manchester en el año 1819

Mike Leigh  • Director
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

En el drama histórico Peterloo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mike Leigh
ficha del filme
]
, apoyado por Amazon Studios, el director Mike Leigh explora los eventos que rodean la Masacre de Peterloo, considerada uno de los momentos más infames en la historia de Gran Bretaña a pesar de que, como argumenta el aclamado director, sigue siendo un evento relativamente desconocido. La película está siendo proyectada en competición en el Festival de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué era importante para ti hablar de este asunto en particular? Fuera de Gran Bretaña no es un hecho muy conocido.
Mike Leigh: Tampoco lo es dentro de Gran Bretaña. A muchos de los que crecimos en la zona de Mánchester ni siquiera nos hablaron de esto en la escuela. Era consciente de que se acercaba el 200 aniversario del evento, así que sentía que era el momento oportuno. El objetivo era ser lo más preciso posible con respecto a los hechos, y luego darle una forma dramática y cinematográfica. Sin embargo, al cabo de un tiempo pensamos: “Esto se está convirtiendo en algo verdaderamente relevante”. La primera vez que hice una película de época, Topsy-Turvy, quería adaptar el mundo de Gilbert y Sullivan y tratarlos como si fuesen personas contemporáneas. Me ocurre lo mismo con esta película. Sin embargo, si me preguntan si mi intención era reflejar lo que está ocurriendo actualmente, la respuesta es no. No sabría cómo hacerlo. Nos encontramos en medio de una crisis demente y estúpida, y no sabemos cómo va a resolverse.

Cuando alguien no quiere hablar de ciertos acontecimientos, normalmente significa que se avergüenzan de ellos. ¿Crees que este es el caso?
Recientemente escuché que un profesor había intentando incluirlo en su programación y le dijeron que debía retirarlo. Se trata de un momento muy importante en la historia de la democracia: un punto de inflexión y una referencia para muchos acontecimientos que sucedieron más tarde. Entonces, ¿por qué sigue siendo reprimido? Es una buena pregunta. En primer lugar, tal y como se menciona en la película, la influencia de la Revolución Francesa fue enorme. En esa época, Londres se llenó de refugiados franceses, y las autoridades y la monarquía estaban aterrados pensando que algo así podía volver a suceder. Muchos de nosotros todavía somos republicanos y no logramos entender por qué tenemos una familia real. Es uno de los disparates más inexplicables en la historia de la humanidad. 

Es interesante la forma en que tu película habla sobre la prensa, ya que el evento jugó un papel fundamental en la fundación de The Guardian. ¿Te hizo pensar acerca de cuánto han cambiado las cosas?
Mientras investigaba al respecto me quedé absolutamente asombrado acerca del modo en que trabajaba la prensa. Eran minuciosos, detallados y responsables, al menos la mayor parte de ellos. Producían los periódicos a una velocidad increíble, en enormes cantidades, con una tecnología muy básica, página a página. Cuando era joven solía editar unas cuantas revistas, y había cierta pureza en ello. Hoy en día, el problema es que existen muchos medios diferentes, y los periódicos no logran sobrevivir. Es algo muy complejo y deprimente. ¿Podemos llamarlo progreso? Podemos hacernos muchas preguntas al respecto, pero yo nunca he hecho una película que diga cómo debes pensar.

¿Por qué decidiste empezar la película centrándote sólo en un protagonista, Joseph? De repente esperas que toda la historia gire alrededor de él, pero no es el caso.
Tan sólo asumes que es el protagonista porque es la primera persona que ves, y estás acostumbrado a ver muchas películas [risas]. Rápidamente te das cuenta de que la historia no trata sobre él. En Peterloo había veteranos de la batalla de Waterloo, como John Lees, que resultó herido y murió un par de semanas más tarde. Eso me inspiró, de alguna forma. Lo cierto es que cada uno de los actores en la película está interpretando a un personaje individual, y lo hacen de una forma muy sólida. Es algo que requiere tiempo y paciencia, pero todos hicieron sus deberes. Toda la energía creativa - y política - ya estaba ahí. Simplemente pensé que era una forma apropiada de empezar la película y presentar a la familia de Joseph. Ellos no cargan con el peso de la historia, pero están ahí para mostrar cuáles eran los problemas desde la perspectiva de la gente corriente.

Durante toda tu carrera has hablado acerca de gente corriente.
Y esta película no es una excepción. Incluso el príncipe regente es un ser humano, igual que tú y que yo. Mi trabajo es mirar a las personas como si fuesen personas, y darles vida. Cuando era un niño, en Mánchester, solía ver películas y pensar: “¿No sería genial si los personajes fuesen como la gente real?”. De alguna forma eso motivó mi trabajo.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también