email print share on facebook share on twitter share on google+

Paulo Branco • Productor

El más europeo de los productores

por 

- Aquel a quien la Cinemateca dedicaba, a partir de 1992, un ciclo titulado "Bravo Branco" nos concedió una entrevista en la Berlinale 2005

Paulo Branco • Productor

Nacido en Lisboa en 1950, el productor polivalente Paulo Branco realizó estudios de química antes de convertirse en programador en 1974 en el cine Olympic, dirigido por Frédéric Mitterrand. En 1979, se lanza en la producción. En la actualidad, cuenta con más de 110 películas en su activo, ha trabajado con realizadores prestigiosos como Raoul Ruiz, Manoel de Oliveira, Wim Wenders, João Botelho, Chantal Akerman, Philippe Garrel, Patricia Plattner, Laurence Fereira Barbosa… Aquel a quien la Cinemateca dedicaba, a partir de 1992, un homenaje titulado “Bravo Branco: el más europeo de los productores” amplió sus actividades a la distribución. Además de su trabajo de productor en Lisboa (Madragoa Filmes) y París (Gemini Films) donde es también distribuidor y exportador, es el segundo explotador y distribuidor de cine en Portugal (Atalanta Filmes y Medeia Filmes). Paulo Branco se distingue por su defensa del cine europeo y de la película de arte y ensayo. Nos concedió una entrevista en la Berlinale para evocar Andre Valente [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Catarina Ruivo
entrevista: Paulo Branco
ficha del filme
]
y su carrera.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuánto tiempo fue necesario para encontrar las financiaciones y hacer esta película?
Paulo Branco: No mucho tiempo. Seis meses. Es un pequeño presupuesto, financiado en buena parte por fondos portugueses, como el ICAM y la televisión portuguesa RTP. En cuanto a los mínimos garantizados, los asumí por medio de mi sociedad Atalanta Filmes.

¿Interviene Ud. en todos los niveles?
Sí. Cuando me lancé en la producción en Inglaterra, con Spider Pictures, me di cuenta que ese sistema a la americana no deja lugar a los productores independientes. Allí, el productor se reduce a un descubridor de talento: no tiene de verdad poder de decisión. Pero la elección y la libertad son esenciales a mis ojos.

¿Cuál es su grado de intervención en la parte artística de las películas, en el caso de Andre Valentepor ejemplo?
Eso cambia cada vez. Cada película es una aventura de pleno derecho. Para Andre Valente discutí con Catarina Ruivo después del montaje, concediéndole, a ella también, una gran libertad y toda mi confianza. Las películas son, antes que nada, el fruto a menudo de encuentros.

¿Cuáles son, según su opinión, las tendencias del cine portugués?
No se puede hablar de verdadera tendencia en un país donde se producen 8 a 10 películas al año . Sin embargo, sobre este número, una buena mitad son películas de calidad, lo que hace de nuestro cine un cine interesante. No obstante, me veo menos como un productor portugués que como un productor simplemente… un productor europeo.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también