email print share on facebook share on twitter share on google+

Isabel Coixet • Directora

Mi cuento cruel

por 

Isabel Coixet • Directora

La última película de Isabel Coixet, La vida secreta de las palabras es la tormentosa historia, con un delicado sentido de humor, del amor atípico entre un operario de una plataforma petrolífera, victima de un grave accidente y una enfermera taciturna, que con él sabrá compartir las heridas profundas de la guerra en los Balcanes. "Al fondo, esta historia es como un cuento de hadas. Hay una mujer que transporta el peso de un sufrimiento insoportable, pero que encuentra a su príncipe en esa plataforma", explica la directora catalana. La vida secreta de las palabras [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Isabel Coixet
ficha del filme
]
fue la gran vencedora de la última ceremonia de los Goyas, con cuatro premios: mejor película, mejor director, mejor guión original y mejor dirección de producción. Ahora, llego el momento de su estreno en Italia, Alemania, Japón y EEUU; y será la película de apertura del Festival de Cine de Sarajevo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por que ha decidido abordar un tema "olvidado", como la guerra en los Balcanes?
Isabel Coixet: Esa guerra me obsesionaba. Tuvo ganas de irme a Sarajevo y hacer algo, pero al final no tuvo coraje. Pero desde entonces que reuní información sobre el tema. Así nació un documental, hace dos años, para el International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT), que me enseñó los dramas familiares de esa realidad. Hay que hablar del tema. No quiero hablar del contexto bélico y social, sino de las atrocidades se abatieron súbitamente sobre dos mujeres.

¿Como ha formado el reparto, en el cual Sarah Polley enfrenta un Tim Robbins extraordinariamente expresivo?
De una manera muy natural. Pensaba en ellos, mientras escribía el guión. Sarah Polley, con quién ya había trabajado en Mi vida sin mi [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, es la mejor actriz de su generación, capaz de interpretar a casi todos los tipos de personajes. Robbins era una especie de sueño, pensé nunca iría aceptar el papel. Está perfecto, es un hombre con mucha experiencia de vida; conoce el mundo. Le envié el guión. Una semana después me llamó y me preguntó: "Cuando empezamos el rodaje?".

El silencio y el asolamiento de los personajes son muy importantes en la película.
Son una forma de auto defensa. Casi como es el cinismo para él. Quería crear una intimidad especial, alienada, capaz de destruir esos muros. Quería que el silencio se transformara en un río de palabras. He conocido a mucha mujeres que han vivido experiencias más graves que las que contamos en la película y siempre me quedé sorprendida con su capacidad de sobrevivir, algunas de ellas manteniendo su alegría.

Los dos personajes femeninos, interpretados por Sarah Polley y Julie Christie, son muy fuertes.
Julie interpreta Inge Genefke, una psiquiatra danesa que fue una de la fundadoras del IRCT, y que lleva 20 años dedicada a rehabilitación de las victimas de torturas. Es una mujer extraordinaria, que recientemente trabajo en Abu Grahib y en Guantánamo. He querido inserirla en la película porque este mundo se convierte en un sitio mejor gracias a mujeres como ella.

Pedro Almodóvar produce una película suya por la segunda vez, ¿qué tipo de relación tiene con él?
Siempre lo he admirado como director, pero ahora que soy una "persona adulta" tenemos muchas discusiones profundas. Pedro y yo nunca estamos de acuerdo, pero él respecta mis opiniones y mis películas.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también