email print share on facebook share on twitter share on google+

Nanni Moretti • Director

"No es una película 'sobre' Berlusconi"

por 

- Esta era la primera excursión pública del Caimano en presencia del director, el público fan de Moretti dio una larga ovación a su trabajo antes de empezar con las preguntas

Nanni Moretti • Director

¿Por qué no interpretaste el papel principal, y se lo diste a Silvio Orlando?
Nanni Moretti: Si bien a menudo he pensado que tarde o pronto elegiría a un actor diferente -un protagonista de una edad diferente, o una mujer en el papel principal-, mientras estábamos escribiendo la película, los guionistas se dieron cuenta que estaban trabajando en las líneas como si se estuvieran entregando a Silvio Orlando. Y fue cierto. Orlando es un gran actor. Pensé que si le daba parte a él, podría concentrarme mejor en la película, lo que seria mucho más fácil. Mientras que mi participación nunca disminuía. Hice una prueba cinematográfica con Orlando, aunque de hecho no era necesaria. Una tarde, Barbagallo me llamo y dijo: 'Silvio me acaba de llamar. Dice que se suicidará si no le das el papel'. Le llamé y le dije que no se lo tomara tan seriamente. El respondió: 'Obviamente siéntete libre para elegir. Si lo hace un actor extranjero, no hay problema. Si decides hacer el papel, estoy contento. Pero si el protagonista es un italiano y no soy yo, me suicido. Así que repito, tienes libre elección.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Hay tres Berlusconis en la "película dentro de la película", interpretados por De Capitani, Placido y Moretti. ¿Su intervención final estuvo siempre planificada o fue una elección de última hora?
No se lo había dicho a nadie, pero había decidido interpretar la parte. Solo Jasmine, Margherita y Orlando tenían el guión entero. Quería un coup de théâtre. Todos creían que la película acabaría cuando el director dice: camera, acción!

¿Por qué es "El Caimán" quien tiene la última palabra, tras la frase?
Realmente para contrariar al público. Los que siguen casos de tribunales en las noticias saben que son palabras pronunciadas por el Presidente. Pero escuchándolas dichas por mi, con mi cara, crea una distancia entre la persona que realmente se lo dijo, y el contenido cultural de aquellas expresiones cobran fuerza. Esto es solo una película. No hará cambiar a nadie su voto el día de las elecciones, porque la mayoría de la gente tiene más o menos compuesta su mente. Y esto no es una película 'sobre' Berlusconi.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también