email print share on facebook share on twitter share on google+

Vieri Razzini • Distribuidor

Cinco películas contra las leyes del mercado

por 

Vieri Razzini • Distribuidor

Cinco películas proyectadas y premiadas en los mayores festivales (Cannes, Venecia, Berlín, Sundance). Cinco películas de autor que no han podido tener una distribución normal en Italia. Fueron elegidas por Teodora Film de Vieri Razzini y Cesare Petrillo como ejemplo de las muchas obras de gran calidad, originales y anticonvencionales, que el público pierde cada año a causa de las llamadas "leyes del mercado". Una reseña titulada "Cinco trozos faciles" (como el místico filme de Bob Rafelson del 1970 con Jack Nicholson) los pondrá al alcance del público, del 16 de junio al 14 de julio, en versión original con subtítulos, contemporáneamente en 10 ciudades(Roma, Milán, Bolonia, Florencia, Génova, Padova, Pordenone, Turín, Udine, Savona).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los títulos son: Le temps qui reste [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(FR) de Francois Ozon; 13 Tzameti [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fanny Saadi
entrevista: Gela Babluani
ficha del filme
]
(FR, GE) de Gela Babluani; A Soap [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lars Bredo Rahbek
entrevista: Pernille Fischer Christensen
ficha del filme
]
(DK) de Pernille Fischer Christensen; Tough Enough (Knallhart) [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(DE) de Detlev Buck, The Yes Men (USA) di Dan Ollman, Sarah Price y Chris Smith.

Cineuropa:Teodora, que ha llevado a Italia jóvenes autores como Per Fly, Maria Blom, Susanne Bier, Lucrecia Martel, Cesc Gay, intenta desafiar las leyes del mercado en un verano que no promete ninguna novedad. ¿Cuáles son estas "leyes" que obstaculizan la circulación de filmes de calidad?
Vieri Razzini: El primer obstáculo, muy italiano, es el doblaje, que tiene un costo que va desde los 30 a los 40 mil euros. Los costos de la publicidad son prohibitivos, ya sea televisiva o radiofónica, que es prácticamente obligatoria: no hacerlo significaría no dar ninguna visibilidad al filme, pero al mismo tiempo se tiene la impresión que es dinero mal gastado. Es el chantaje del mercado.

El mercado es capaz sobretodo de condicionar al público.
El condicionamiento del mercado consiste en el hecho de que el público en los últimos 20 años gracias a la televisión se ha acostumbrado a un cierto tipo de entretenimiento, a ritmos televisivos que no son los del cine. Es un lenguaje diverso, y la gente ya no está habituada al cine de autor, a su audacia. El cine de calidad no encuentra lugar en la televisión, aunque si fuera obligatorio dedicar una cuota de la programación al cine italiano y europeo de calidad, las reglas son esquivadas. El hecho de que no haya lugar para esta cinematografía es un escándalo macroscópico.

¿Por qué ha elegido precisamente estos filmes?
En el transcurso del año, en los festivales y fuera, entre tanto producto anónimo se ven filmes muy hermosos y muy diversos, por el lenguaje y el contenido, con parámetros corrientes. A los productores nos sucede que nos enamoramos de uno de estos filmes. De Tzameti 13 me ha asombrado la historia, de una crueldad terrible. Y luego el estilo extraordinario de este realizador georgiano: formas y contenido se unen perfectamente, con una fuerza impresionante y que disturba. Una película que permanece en nuestra memoria durante mucho tiempo (leer el Focus que Cineuropa ha dedicado a este filme). La película de François Ozon es el segundo capítulo de una trilogía sobre el luto que el realizador ha iniciado con Sotto la sabbia. A Soap es una obra de debutante que ha emocionado y dejado asombrado al público y al jurado de la última Berlinale. Hay una delicadeza y intensidad que hacen de esta autora un verdadero descubrimiento. Tough Enough del alemán Detlev Buck pertenece a la mejor escuela realista: antes de realizar su filme sobre la condición de los teenegers de hoy en los barrios pobres de Berlín, este actor-guionista-realizador se documentó en profundidad frecuentando sus escuelas, calles y lugares de encuentro. Por último The Yes Men, en el cual aparece también Michael Moore, es una especie de divertido mockumentary no-global sobre la Organización Mundial del Comercio.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.