email print share on facebook share on twitter share on google+

Hans-Christian Schmid • Director

"Mi película es contra todo fundamentalismo religioso"

por 

Hans-Christian Schmid •  Director

Cineuropa: Tras haber enfrentado en su última película el extremismo religioso, ¿Qué le hizo realizar otra sobre exorcismos modernos?
Hans-Christian Schmid: Yo crecí en una pequeña ciudad de Baviera, en un famoso lugar de peregrinación y donde la religión tenía pues una fuerte influencia. Aunque yo no soy creyente, la religión siempre ha estado presente en mi vida y ya había abordado este tema en varios de mis primeros trabajos. Sin embargo, había algo más que me interesaba: quería contar historias sobre familias. Leí sobre esta historia hace 10 años, cuando empezó la peregrinación a Klingenberg, a la tumba de Anneliese Michel, una chica que murió tras numerosos exorcismos. Anneliese era considerada como una mártir, una verdadera santa. Pero lo que a mí me interesaba de esta historia era ver cómo reaccionan los miembros de una familia cuando uno de ellos enferma. Quería centrarme en las relaciones familiares, en la gente que se quiere, que intentan y hacen lo posible pero que no pueden evitar lo irreparable.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Por una parte, tienes a una joven del campo que va a la universidad, que se divierte en discotecas -en otras palabras, una mujer de una Alemania emancipada- pero aún con un pie plantado en la superstición. Por otra parte, una madre estricta. Esta difícil relación conduce a la explosión de la enfermedad.
Esta relación fue siempre el elemento más importante de la historia para el guionista, Bernd Lange, y para mí. La chica intenta vivir una vida normal, con sus clases en la universidad, con su novio. Todos los jóvenes pasan por estas cosas pero, a diferencia de la protagonista, saben vencer los conflictos generacionales que existen en sus vidas. En este aspecto, para la protagonista, el conflicto con su madre, que vivió la Segunda Guerra Mundial y es incapaz de expresar sus sentimientos, ha llegado a ser demasiado fuerte y, en cierto punto, va demasiado lejos, machacando su frágil equilibrio psíquico.

La película está basada en un hecho real pero fácilmente podría considerarse como una exposición sobre el error de hacer de una religión un elemento fundamental de educación.
Cuando yo nací, la religión lo era todo y la gente incluso bendecía a sus coches. Lo que más me interesaba eran las diferentes formas en la que los curas trataban los problemas. El mayor era más abierto y cedía más, mientras que el más joven era menos flexible, una clase de científico convencido de tratar un caso extraordinario y de tener los instrumentos más adecuados para hacer frente a la situación. Yo no estaba interesado en condenar a la religión y a su peso, porque en 2006 ya no se necesita realizar una película de lo equivocado que es curar a una chica epiléptica mediante el exorcismo. Creo que es malo todo fundamentalismo religioso porque, característicamente, te cierra en ti mismo y no miras al mundo exterior. La tragedia de esa gente es que viven en una burbuja en sus convicciones, dejando fuera a los demás.

¿Cómo fue recibida Requiem [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Hans-Christian Schmid
entrevista: Hans-Christian Schmid
entrevista: Sandra Hueller
ficha del filme
]
(el exorcismo de Micaela) en Alemania?

En Alemania, existen claras divisiones religiosas: el sur es muy católico y el norte es protestante, mientras que en el este, en la parte que fue comunista, vivieron durante mucho tiempo sin religión. Así que para el público del norte y del este, lo que presento en mi película es una historia extraña de la que no habían oído hablar nunca, mientras que en el sur la gente ya conocía esas cosas. En lo que concierne a la reacción de la Iglesia, el sector más abierto entendió que no se trataba de una película contra la Iglesia, sino que simplemente contaba una historia sobre una familia. Mi cinta se encuentra en el centro de varios debates que analizan lo que la Iglesia hizo en el pasado y lo que está haciendo hoy día.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también