email print share on facebook share on twitter share on google+

Corneliu Porumboiu • Director

Llegó la hora de la revolución

por 

- "Mi filme trata sobre la marginalidad, sobre los que sucedió en la periferia de mi país el día en el cual todo cambió"

Corneliu Porumboiu • Director

Corneliu Porumboiu, treinta y dos años, cineasta rumano premiado en el ultimo Festival de Cannes con la Cámara de Oro (prestigioso reconocimiento al mejor filme de un debutante) es el autor de una de las comedias mas originales e inteligentes de los últimos años, 12:08 East of Bucharest [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Corneliu Porumboiu
entrevista: Daniel Burlac
ficha del filme
]
. Convencido que "la verdad histórica no existe, ha trazado un irónico y mordaz retrato de la Rumania actual a través de los recuerdos de aquel 22 de diciembre de 1989, cuando cae el dictador comunista Nicolae Ceausescu.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué eligió girar un filme sobre la caída del comunismo en Rumania, 16 años después?
Corneliu Porumboiu: Me inspiró un programa televisivo que vi hace ya seis años y que luego decidí relatar en este filme: había tres personajes que hablaban de lo que sucedió a las 12h08 del 22 de diciembre de 1989, la hora a la cual en la televisión fue transmitida la fuga del dictador Ceausescu y, en consecuencia el fin del régimen comunista. Al inicio del programa comencé a reír, pero después me puse furioso y apagué la televisión. Quería que sucediera lo mismo con mi filme.

¿Por esta razón pensó girar la película en el género comedia?
Si, absolutamente, porque el humor es una parte muy importante de la cultura rumana en particular y de todos los pueblos de Europa centro-oriental en general. El filme retoma esa manera muy entrañable de contar y ponerse a discutir de todo lo que sucedió ese día.

¿Qué hacia Ud. ese día?
Jugaba al ping pong con un amigo. Tenia 13 años. Cuando volví a casa encontré a toda mi familia reunida delante de la televisión, como todo el resto del país, porque a las 12h08 de ese día todo el mundo miraba el final del comunismo en directo televisivo. Fue un momento que ha cambiado nuestras vidas para siempre.

En el filme se discute en una pequeña tv si hubo realmente una revolución ese día: hay quien dice que participó y quien sostiene que no había nadie en la plaza antes de la fuga de Ceausescu. ¿Refleja un verdadero debate en curso en Rumania?
Mi película habla de la marginalidad y de las apariencias. Me atrajo esta idea de ver que sucedía en la periferia del país. Por esto decidí girar el filme en mi ciudad natal. Lo que se ve en él es la realidad donde crecí: Vaslui. Hay gente que intento participar, entrar en la Historia, como uno de los protagonistas que sostiene haber hecho la revolución. La gente que llama a la transmisión cree que este hombre toma y un héroe no puede tomar. Su único amigo es un extranjero, un chino que lo defiende y cree en él. Durante el período de documentación para la escritura del guión tuvimos este debate: participamos realmente a esta revolución o no? Cada uno de los individuos presentes en mi filme da su propia versión de la historia, basada sobre sus recuerdos. Las cosas cambian rápidamente y son diversas las teorías sobre lo que sucedió realmente. El mío es un filme sobre la memoria y sobre como ésta cambia la historia, sobre como cada uno recuerda el mismo acontecimiento de punto de vistas diferentes. La verdad histórica en realidad no existe.

¿Cómo eligió a los actores?
Dos de los protagonistas son actores que conozco desde que había realizado cortometrajes (durante el período escolástico). Escribiendo el guión pensé en ellos, aunque si el tercero de este grupo es un famoso interprete de teatro, y si casi todos trabajan predominantemente en escenario. El filme fue girado rápidamente. Por la noche escribía las escenas para volverlas más adecuadas al pliegue que iban tomando las interpretaciones. Para mi era muy importante que cada dialogo fuera esencial y necesario.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también