email print share on facebook share on twitter share on google+

Thierry Spicher • Productor

El arte de la coproducción

por 

- Introducido en el cine con Mon frère se marie, Thierry Spicher ha producido este primer largometraje con Francia, donde saldrá el 31 de enero

Thierry Spicher • Productor

Llegado del mundo del teatro y la danza, Thierry Spicher fundó en 2004 Box Productions junto a Elena Tatti. Deseoso de “colocar al autor en el centro del proceso de producción”, dio sus primeros pasos en el video y la edición de DVD –con Le génie helvétique, documental de Jean-Stéphane Bron. Da entonces con el cineasta, que le confía la producción de Mon frère se marie [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jean-Stéphane Bron
entrevista: Thierry Spicher
ficha del filme
]
.

¿Cómo ha montado esta coproducción ?
Thierry Spicher: Como el 70% de la financiación estaba asegurada y queríamos continuar siendo mayoritarios, teníamos que encontrar un coproductor con un proyecto no muy arriesgado para una primera película, vendible a las televisiones y cuyo guión presentado al CNC (Centre National de la Cinématographie) fuera “eurocompatible”. La película se encontraba en fase de desarrollo cuando aparecieron en la prensa francesa una serie de artículos sobre la producción. Entonces, escribimos a una decena de productores que habían dicho cosas interesantes sobre el tema. Respondió Philippe Martin, de Films Pelléas. Mon frère se marie venía como anillo al dedo a esta sociedad productora, a la vez, de cine de autor y de comedias. De hecho, pienso que no hace falta coproducir en base a la reciprocidad de película a película, sino preguntarse cuál es el mejor socio posible para un proyecto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué fue lo que convenció a Philippe Martin ?
Ante todo, el trabajo de Jean-Stéphane Bron, pues contactamos con él en el momento de la salida en Francia de Le génie helvétique con una gran acogida por parte de la prensa y una asombrosa visibilidad ante la profesión tras su presentación en el Festival du Réel en París. Enseguida, el guión, el casting y, sin duda, el perfil atípico de nuestro grupo autor-productor: nuestra corta edad, nuestra ingenuidad debida a la falta de experiencia, así como nuestra capacidad de aprender rápidamente. La ventaja de Suiza es que sus cineastas están acostumbrados a hacer un poco de todo para equilibrar sus presupuestos, a encontrar planes con la televisión, etc.

¿Por qué no se han buscado otros coproductores?
Con los dos territorios prioritarios adquiridos y un vendedor internacional (Films Distribution), no era necesario. Buscar un socio belga hubiese supuesto redimensionar la coproducción. Estábamos preparados y yo quería que el presupuesto –que finalmente se eleva a 2,15 millones de euros- estuviera equilibrado antes de empezar a rodar. No soy un jugador de póquer. Ho día, con la complejidad de las reglas en la producción subvencionada europea, no creo que este siga siendo el ganador. Todos los proyectos llevan consigo riesgos; queda saber cómo tomarlos.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también