email print share on facebook share on twitter share on google+

Jessica Woodworth • Directora

"Hacer caer el cielo..."

por 

- Desde hace más de 10 años, recorren las estepas de Mongolia. Documentalistas, pasan con éxito a la ficción

Jessica Woodworth • Directora

León del Futuro en la última Mostra de Venecia, a Khadak [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jessica Woodworth
entrevista: Jessica Woodworth
ficha del filme
]
de Jessica Woodworth y Peter Brosens cuenta la historia de "un muchacho nómada con un destino muy particular, que se volverá chamán, que niega su destino y que, eventualmente, hace caer el cielo y que restablece un poco de equilibrio en esta frágil sociedad."

Cineuropa : Khadak es su primer largometraje de ficción. ¿Cómo ha logrado dar el paso?
Jessica Woodworth : De una manera muy natural. Teníamos el concepto de un documental sobre la aviación y el socialismo en Mongolia. Pero después de haber trabajado en allí, nos sentimos muy frustrados porque nos dimos cuenta que nunca lograríamos compilar todo lo que habíamos descubierto en un formato para cadenas públicas. Teníamos también mucha más libertad en la ficción para captar esta tensión.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿La tensión entre la cultura y la explotación salvaje de un país?
Mongolia es un país en transición, debilitado por las grandes sociedades mineras, un gobierno corrompido. Actualmente, es un país que se vende. Atención, nosotros no estamos contra las minas y el desarrollo. Solo que hay que saber exactamente hasta qué punto y a qué precio podemos explotar la tierra. Había una construcción bastante armoniosa en las estepas: tierra, animal, hombre. Una familia. En la segunda etapa, esta madre trabaja en esta mina, acepta adaptarse. El abuelo ya no logra hablar. El muchacho debe controlar solo su destino. Todo eso se siente en la historia, este peligro existe. Políticamente, la película es bastante provocadora. A pesar de la sutileza, para un espectador mongol, es muy evidente.

¿Ud. trabajo con mongoles para realizar el guión? Tres amigos, periodista, escritor y productor de cine leyeron todas las versiones, nos dieron sus comentarios y nos ayudaron a formular la parte fundamental de los diálogos. Las mongoles se expresan con muy pocas palabras, por silencios. En el momento del rodaje, trabajamos mucho con los actores para encontrar los diálogos que expresarían mejor lo que pasaba en la escena. En realidad, los no dichos. Se trataba también de respetar al público. Este debe comprometerse, trabajar para descubrir lo que quiere decir esta historia. No es una película pop-corn, y nunca hemos pretendido hacer eso. Es una película que es necesario ver varias veces. Pero por supuesto la primera visión tiene que ser fuerte y consagrada.

¿De dónde viene ese título que recuerda lo sagrado?
Cuando la película fue presentada en Venecia, el muchacho que interpreta el papel principal, estaba allí. Cuando se lo invitó a la escena para compartir su primera impresión de la película, dijo: "mi pueblo sufre, mi país está enfermo y esta película debe funcionar como un khadak para salvar y proteger mi pueblo". Hicimos esta película también con y para las mongoles, no fuimos a filmar paisajes bonitos.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también