email print share on facebook share on twitter share on google+

Marc-Antoine Robert • Productor

El respeto de la integridad artística

por 

- Antiguo Director Financiero de France 3 Cinéma, Marc-Antoine Robert ha pilotado la producción de Persépolis para la joven sociedad 247 Films, fundada con su socio Xavier Rigault

Marc-Antoine Robert • Productor

¿Cómo nace el proyecto de Persépolis [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marc-Antoine Robert
entrevista: Marjane Satrapi, Vincent P…
ficha del filme
]
?

Marc-Antoine Robert: Marjane y yo éramos amigos y yo trabajaba desde hacía cinco años en France 3 Cinéma coproduciendo las películas. Conocí a mi socio Xavier Rigault, que trabaja, sobre todo, en la explotación de las cintas, pues programa las salas Pathé y Gaumont. Queríamos encontrar el buen proyecto para comenzar una producción y Marjane comenzaba a recibir muchas proposiciones de Estados Unidos para la adquisición de los derechos de sus tiras cómicas. Juntos llegamos a la conclusión de que si montábamos el proyecto en Francia y entre amigos y gente de confianza, sería la mejor garantía de respetar la integridad artística de la obra.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo reunieron los 6 millones de euros para el presupuesto?
Marjane y Vincent escribieron muy rápidamente el guión y cuando nos lo entregaron nos quedamos pasmados. Creamos, entonces, 247 Films y empezamos a buscar dinero. No seguimos esa costumbre que se tiene para las películas de animación de realizar una tráiler con el que se carga en los festivales y otros foros de animación. Teníamos un guión francamente por encima de la media, y con esa base y con la notoriedad del cómic y de Marjane, nos lanzamos a la búsqueda de financiación. Al principio, se comprometió la Fondation GAN pour le cinéma, lo que nos permitió no recurrir a los créditos bancarios habituales para finalizar el desarrollo del proyecto. En seguida, firmamos un acuerdo de principio con Celluloid Dreams (actualmente, Dreamachine) para las ventas internacionales, con Diaphana para la explotación en salas y el video en Francia, el adelanto de ingresos del CNC, France 3 Cinéma en coproducción y preventa y la región de Ile-de-France. Además, contábamos con un contrato particular con nuestro vendedor internacional que nos dejaba la posibilidad de mantener para nosotros el territorio americano. Muy pronto, Kathleen Kennedy (productora de Steven Spielberg) manifestó su interés por el proyecto y, de manera muy desinteresada, nos propuso a cerrar la financiación, y buscó una preventa ante los estudios estadounidense Sony Pictures Classics.

¿Cómo dirigieron la "fabricación" de la película?
Contamos con ayudas para la relocalización en Francia de los rodajes, con el apoyo de Ile-de-France y el estimulante crédito de impuesto. En París, tuvimos un espacio de 800 m² que devolvimos al finalizar la película, y nos asociamos para la producción ejecutiva de la animación a dos estudios: Je suis bien content y Pumpkin 3D. Como en Francia no existen muchas producciones de largometrajes de animación, no tenían la capacidad de afrontar por separado este proyecto, así que aunaron sus fuerzas, lo que nos permitió una muy buena calidad de contratación y una producción ejecutiva gestionada por Marc Jousset. Fue crucial el hecho de que Marjane y Vincent estuvieran en el centro del dispositivo, pues nosotros nos encontrábamos buscando y dialogando permanentemente con los equipos. En teoría, las deslocalizaciones de animación parecen economizar los costos, pero a menudo volvemos a hacer las cosas y, al final, las películas se entregan normalmente con retraso por un costo que resulta ser idéntico. Hay que precisar también que Marjane y Vincent no tienen nada que ver con las guerras entre los partidarios del 2D y los del 3D. Hicimos pruebas y el 3D no nos convencía, no se integraba para nada en el estilo de la obra. Así que optamos desde el principio por la animación tradicional por razones artísticas.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también