email print share on facebook share on twitter share on google+

Karin Julsrud • Productora

"Seducida por la alegría de Reprise"

por 

- Karin Julsrud, que ha pasado muchos años trabajando como productora y directora independiente en Noruega, se unió en 2004 al dinámico equipo de 4½ Production con Reprise bajo el brazo

Karin Julsrud • Productora

Karin Julsrud, que ha pasado muchos años trabajando como productora y directora independiente en Noruega, se unió en 2004 al dinámico equipo de 4½ Production con Reprise [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Joachim Trier
entrevista: Karin Julsrud
ficha del filme
]
bajo el brazo. Ahora es copropietaria de 4½ junto a los productores Håkon Øverås y Aagot Skjeldal y a los cineastas Marius Holst, Pål Sletaune y Turid Øversveen.

Cineuropa: ¿Cómo se involucró en la película?
Karin Julsrud: 4½ Production se creó en 1998 y yo me uní a la compañía hace tres años. Justo antes, trabajaba como asesora de cine en el Norwegian Film Fund (Norsk Filmfond). Fue en esa época cuando Joachim Trier y el guionista de la película, Eskil Vogt, que había estudiado fuera, contactaron conmigo por primera vez para que les diese algunos consejos sobre el guión. Un año más tarde, Joachim volvió a contactar conmigo, cuando iba a dejar el Fondo. Me había encantado su guión y me preguntaron si quería producirlo. Dije que sí, y trajeron el proyecto a 4½.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo consiguió la financiación?
Fue muy duro conseguirla. Gastamos 21 millones de coronas noruegas en el proyecto (unos 2,6 millones de euros), que supone casi el 25% más que el presupuesto normal de una ópera prima. El Norwegian Fim Fund fue el principal inversor, que nos proporcionó casi la mitad de la financiación. El distribuidor nacional Nordisk nos dio [el equivalente a] 315.000 euros, las compañías encargadas de la postproducción nos prestaron dinero, yo puse dinero propio y Joachim Trier invirtió el 80% de su salario como director. También nos ayudó el Nordic Film & TV Fund y la productora sueca Film Lance International ayudó con una pequeña parte. En total, 4½ invirtió en la película 3,5 millones de coronas (440.000 euros), lo que es bastante para una compañía pequeña como la nuestra.

Ahora que la cinta se ha vendido a unos 15 territorios, ¿podrán cubrir los gastos?
Aunque la película se haya vendido a muchos territorios extranjeros, no ha tenido el éxito que deseábamos en la taquilla noruega. Con un poco de suerte, podremos devolver el dinero una vez que concluya su exhibición internacional. Nosotros, como productores, no ganaremos dinero con ella, pero, al menos, cubriremos nuestros gastos.

Parte de la película se rodó en Francia. ¿Intentaron conseguir allí algún socio francés?
Sí, por supuesto, pero no funcionó. Si tuviera la oportunidad de rodar la película de nuevo, rodaría todas las escenas de interiores en Oslo en vez de en París, y habría pasado sólo unos días de exteriores en la capital francesa. Eso nos habría supuesto un buen ahorro de dinero.

¿Qué fue lo que le sedujo del guión?
Trabajé tres años como asesora de cine para el Norwegian Film Fund y leí muchos guiones. Pero éste era muy distinto. Me encantó la alegría que tenía y el género. La película final se adecua mucho al guión y a la manera como había imaginado el proyecto cuando lo leí, lo que no ocurre muy a menudo.

¿En qué se encuentra trabajando ahora?
Realicé un cortometraje con Katja Jacobsen, graduada en la Escuela Noruega de Cine de Lillehammer y puede que continuemos con un largometraje. Por supuesto que me gustaría realizar otra película con Joachim Trier, aprovechando la experiencia que hemos adquirido con esta película.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también