email print share on facebook share on twitter share on google+

Domenico Procacci • Productor

Un reparto de excepción gracias a Nanni

por 

- La producción de Fandango, atenta hasta el mínimo detalle, con actores reconocidos incluso para papeles menores

Domenico Procacci • Productor

La producción de Caos calmo destaca por la atención hasta el mínimo detalle, con actores reconocidos incluso para los papeles más insignificantes. La Fandango del productor Domenico Procacci se ha encargado de dirigir el proceso creativo, en colaboración con Rai Cinema, Portobello Pictures (empresa inglesa creada por Procacci junto con el británico Eric Abrahamson) y Phoenix Film Investment.

“El presupuesto de la película era medio-alto”, explica Procacci. “En total poco más de cinco millones de euros para nueve semanas de rodaje. Haber podido contar con artistas franceses del calibre de Charles Berling, Hippolyte Girardot o Denis Podalydès ha sido posible gracias al hecho de que tras la película se encontraba una novela estupenda y un guión muy sólido. Y está claro que tener a Nanni Moretti ayuda a atraer actores de todo el mundo y darle una mayor seguridad al proyecto”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Y luego tenemos el breve cameo de Roman Polanski, que da lugar al encuentro de dos directores ante la cámara. “Desde el principio queríamos que ese personaje fuese interpretado por una personalidad fuerte, a ser posible un director de fama internacional. Hemos empezado a barajar una serie de nombres, hasta llegar a Polanski, al cual hemos podido convencer gracias a Valentina Conti. El doble sentido está servido. El protagonista de la película se siente intimidado ante la presencia de este hombre tan potente, del mismo modo que Nanni posiblemente se sentía intimidado ante un cineasta tan ilustre. Ha sido muy divertido ver cómo se desarrollaba una situación de este tipo. Polanski estuvo un sólo día en el plató, pero en un momento dado eran tres los directores que daban indicaciones sobre el encuadre de la escena.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también