email print share on facebook share on twitter share on google+

Matteo Garrone • Realizador

“Quería un impacto emocional muy fuerte sobre el público"

por 

- En el Festival de Cannes, Gomorra

Matteo Garrone • Realizador

En el Festival de Cannes, Gomorra [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Domenico Procacci
entrevista: Jean Labadie
entrevista: Matteo Garrone
ficha del filme
]
recogió muchos aplausos y un gran interés por parte del mercado internacional (enseguida fue adquirido en una docena de países). Mientras tanto, en Italia, donde ya había sido estrenado en los cines, recaudó un millón de euros en las primeras 48 horas. “Estoy contento por el éxito”, declaró Matteo Garrone a la prensa, mi película no es una película moralista, espero que haga reflexionar sobre las elecciones equivocadas”. Al final del festival, el realizador de 40 años se llevó a casa el Gran Premio del Jurado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El impacto de la película sobre el público y la crítica es muy fuerte. Hay quien en Italia teme por la imagen del país, lo cual no preocupa a Garrone: “No entiendo porque los directores estadounidenses e israelitas que hablan de su país son considerados autores necesarios, mientras en Italia quien intenta hablar de su propio país es acusado de difamarlo”. Al contrario, Garrone está convencido de haber saciado la sed de realidad de la gente: “Estamos cansados de la imagen estereotipada que se da de la criminalidad en las series televisivas”. Y habla de una cinta política: “Aunque el valor político está en el lenguaje, no en el contenido".

“Quería que la película tuviese un impacto emocional muy fuerte y regalase al espectador la sensación de encontrarse en la escena, sentir el olor de aquellos sitios”, añade. Se refiere a las Velas de Scampia: “Culpar la arquitectura me parece demasiado fácil. En la entrada de Cannes he visto una construcción idéntica, realizada por el mismo arquitecto, Franz Di Salvo, pero en este caso se trataba de un edificio muy lujoso”. En Scampia, en el barrio de Casal di Principe de la provincia de Caserta, ha trabajado “con toda la colaboración posible de la gente del lugar. Estaban siempre a mi alrededor, me daban grandes consejos, han nacido amistades. Me ha impactado la gran humanidad de los tantos que aspiran a una vida ajena a la ilegalidad pero que se ven inmersas en ellas”. Ninguna amenaza, por tanto. El autor del libro en que se basa la película, Roberto Saviano, vive bajo escolta en un lugar secreto, aunque “no ha sido amenazado de muerte por el libro”, precisa Garrone, “sino por haber acusado con nombres y apellidos a los jefes de la camorra durante su presentación. Los camorristas quizás se han sentido halagados por el hecho de que hayamos rodado una película sobre ellos en su zona. No nos han molestado. Se han dado cuenta de que para sus negocios quizás sea mejor así".

Interpretaciones magistrales por parte de los actores, algunos de los cuales vienen de los teatros de las cárceles de Volterra y Rebibbia, mientras otros han sido seleccionados por las calles. En la elección de los actores ha ayudado a Garrone Nunzia, una chica de Sant'Antimo que el realizador conoció en Scampia y con la cual está ahora unido sentimentalmente: “Nunzia me ha sido muy útil en la elección de los intérpretes. Yo pensaba en rasgos fuertes, campesinos, mientras que ella me ha explicado que los camorristas eran así hace veinte años. Hoy parecen gente de televisión, se depilan, llevan pendientes, quieren parecerse a futbolistas. Así que cambié el reparto”. También fueron fundamentales los encuentros con los camorristas: “Un capo de 30 años, veterano de las guerras entre clanes, parecía un veterano de la guerra de Iraq, me ha dicho que sólo consigue descansar en la cárcel. Su película preferida es El gladiador, porque se siente heredero de los emperadores romanos, no de la mafia americana".

El dinero, en todas sus variantes, es el protagonista de la película. “Es verdad, hasta el punto que el ruido de los billetes es una parte fundamental de la banda sonora, creada en Los Ángeles por el mejor diseñador de sonido del mundo, el que con 18 años se encargó del sonido de Apocalypse now". Se trata de Leslie Shatz.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también