email print share on facebook share on twitter share on google+

Desperados on the Block

por 

- Un edificio de Munich con 19 plantas y 2.500 estudiantes de todo el mundo se convierte en la representación de las millares de seres solitarios que se cruzan cada día en las ciudades europeas

Desperados on the Block

Desperados on the Block [+lee también:
tráiler
entrevista: Tomasz Emil Rudzik
ficha del filme
]
es el revelador título de la ópera prima del director nacido en Polonia pero residente en Alemania desde que tenía ocho años Tomasz Emil Rudzik, que actualmente tiene 31 años. La cinta, presentada en concurso en el Festival de Cine Europeo de Lecce, es un dulce retrato de mil soledades distintas que se entrecruzan cada día en los ascensores de Europa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Rudzik ha elegido como microcosmos representativo un edificio de 19 pisos de Múnich, donde viven 2500 estudiantes de todo el mundo y donde el mismo director ha vivido durante más de tres años. Y más en concreto su ascensor, donde vive literalmente el encargado de la limpieza, que se presta además como narrador y observador de los muchos rostros que emprenden esos viajes de pocos segundos.

“Historias que esperaban ser narradas”, explica Rudzik en las notas de dirección publicadas en el catálogo oficial del certamen italiano. “Él mismo subía y bajaba en el ascensor para conocer a los estudiantes, conocer su modo de combatir la sensación de soledad que te invade cuando vives en un país extranjero”, detalla una de las protagonistas, Patricia Moga. Entre estas historias están la del chico sordomudo de Letonia que invita a salir a una joven bibliotecaria, la de una inquietante estudiante de teología que reta a Dios a que demuestre su existencia, infringiendo con ello uno de los diez mandamientos, la del estudiante chino que se enamora de la jovencísima y rebelde adolescente a quien imparte lecciones privadas de matemáticas.

Retazos de Krzysztof Kieślowski, dilemas existenciales y actores no profesionales componen esta primera incursión en el largometraje (tras cinco cortos) de un realizador que demuestra madurez y un gran sentido de la puesta en escena.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.