email print share on facebook share on twitter share on google+

Rare Exports, un cuento gamberro de Navidad

por 

- La estilizada y oscura versión de la historia de Papá Noel dirigida por el finlandés Jalmari Helander llega a centenares de cines de todo el mundo tras su exitoso paso por Locarno y Sitges

Rare Exports, un cuento gamberro de Navidad

Rare Exports, un cuento gamberro de Navidad [+lee también:
tráiler
entrevista: Jalmari Helander
ficha del filme
]
es una de esas excepcionales óperas primas que reciben un gran apoyo de la industria y los medios incluso antes de que el público pueda verla. Objeto del deseo de varios agentes de ventas en la Berlinale (terminó llevándosela la francesa Kinology), se llevó el premio Variety Piazza Grande de Locarno y cuatro galardones (entre ellas mejor película y director) en Sitges. Ahora el terrorífico Papá Noel de Helander se dispone a aterrizar en los cines de EE.UU., Australia y Escandinavia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La loca idea del realizador y su hermano Juuso Helander de meter mano a la tradición navideña y convertir al normalmente alegre Papá Noel en un anciano perseguido por cazadores despiadados procede de los cortos Rare Exports Inc (2003) y Rare Exports: The Official Safety Instructions (2005), que se convirtieron en cintas de culto gracias a Internet. Ambos cortos convirtieron de modo inteligente a Papá Noel en un bien de consumo distribuido en todo el mundo como algo excepcional.

En esta versión largometraje, Helander profundiza en la idea del Santa Claus del folklore finlandés que asusta a los niños. En su guión, el mítico Papá Noel (Peeter Jakobi) cayó en la trampa del pueblo Sami y se quedó atrapado bajo 486 metros de tierra helada hasta que es desenterrado por un equipo de científicos estadounidenses. Un joven, Pietari (Onni Tommila), el hijo de un carnicero de renos, descubre este sorprendente secreto, que el Papá Noel de verdad es un depredador brutal y un secuestrador de niños traviesos.

Mientras tanto, su padre Rauno (Jorma Tommila) y dos socios descubren que un grupo de renos han sido matados de modo salvaje por, así creen, el equipo de la excavación cercana. De vuelta a casa, Rauno se encuentra con un anciano desnudo y de aspecto malévolo en una trampa para lobos. Rápidamente se dan cuenta de que en realidad se trata del propio Santa Claus, que se ha escapado del control de los americanos, y deciden venderlo a un científico. Hordas de aterradores elfos acuden a proteger a su amo, pero el astuto Pietari salvará a todos de lo que podrían haber sido una Navidades realmente infelices.

Con gran parte del equipo de sus cortos, Helander ha optado por un tono más serio, narrando a través del joven esta versión con un toque de Tim Burton de las Navidades. Aunque se vale de sus propias referencias del cine de acción y fantasía estadounidense, ha añadido una pizca de innovación visual escandinava que ya se encontraba en sus cortos. Los gélidos espacios lapones son capturados de modo excepcional por el director de fotografía Mika Orasmaa y el sentido épico es perfectamente encapsulado por la música orquestal. Los aspectos más terroríficos, más sugeridos que mostrados, bastan tener a más de uno al borde del asiento, pero podrían haber sido algo más pulidos (como por otro lado el concepto de partida) para convertir a Rare Exports, un cuento gamberro de Navidad es una obra maestra.

La película ha sido producida por Cinet Film en coproducción con la noruega Pomor Film, la finlandesa Davaj Film y la francesa Love Streams Agnès B. Productions, con el apoyo del Finnish Film Foundation, Filmcamp y Filmpool Nord.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.