email print share on facebook share on twitter share on google+

a Hijacking

por 

- El intenso thriller de Tobias Lindholm relata el secuestro de un buque mercante por parte de una banda de piratas somalíes.

a Hijacking

Escrita y dirigida por Tobias Lindholm, A Hijacking [+lee también:
tráiler
entrevista: Tobias Lindholm
ficha del filme
]
trata un tema que tiene todas las papeletas para ganar popularidad: los secuestros de los piratas somalíes. Con Captain Philips, de Tom Hanks en posproducción, Lindholm cuenta con la ventaja de lanzar la primera película sobre un ficticio, aunque muy creíble, secuestro en aguas internacionales.

A Hijacking es todo lo que podría esperarse de una película con este tema: drama y tensión. Las interpretaciones son excelentes y, justo cuando crees que las aguas empiezan a calmarse para el buque mercante MV Rozen, llega en tsunami. No es difícil disfrutar el guion de Lindholm, donde reina el realismo más sólido, a pesar de que se trata de un género en el que las licencias suelen suponer una tentación demasiado grande.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El protagonista es Mikkel (Pilou Asbæk), el cocinero del MV Rozen, que está teniendo muchos problemas para ponerse en contacto con su esposa y decirle que volverá dos días más tarde de lo previsto. Pocos minutos después, se encuentra con una pistola que apunta a su cabeza y se ve obligado a cocinar para una banda de secuestradores. Atrapado entre los piratas somalíes y el consejo de administración de la empresa para la que trabajan los tripulantes, a quienes han solicitado un rescate de quince millones de dólares, Mikkel tendrá que superar una serie de acontecimientos de enorme tensión durante las largas negociaciones que acaban de empezar.

El otro personaje importante de la película es Peter (Soren Malling), director general de la empresa, que intenta regatear el importe del rescate. Dividido entre la presión de la compañía, las familias de la tripulación y la obsesión de que algunos de sus hombres pueden no volver con vida, Peter es consciente de que pagar el rescate pondría fin a todo. En cambio, las negociaciones se perpetúan, lo cual nos lleva al único defecto de la película y es que el público no es capaz de sentir adecuadamente el paso de los días, que se convierten en semanas y luego meses.

Rodada en localizaciones de la costa de Kenia, en un buque que fue secuestrado a lo largo de sus travesías oceánicas, A Hijacking se concentra en los hechos puros y duros. Lindholm se inspiró en el secuestro de los buque daneses Danica White y CEC Future en 2007 y 2008 y quería poner en escena las negociaciones directas entre los armadores y los piratas. Dos mundos muy distintos colisionan en un thriller de 99 minutos: una colisión perfectamente presentada en los largos intercambios de ofertas y contraofertas.

La gran fuerza de la película radica en gran medida en las interpretaciones de Malling y Asbæk. Este último, protagonista asimismo de la ópera prima de Lindholm, R [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, muestra un gran control y moderación en un papel con el que se podría haber caído fácilmente en el exceso, mientras que Malling expresa a la perfección, con gran economía de gestos, la tensión que sufre Peter. Gracias a los fríos encuadres del director de fotografía Magnus Nordenhof Jonck y al eficaz montaje de Adam Nielsen, A Hijacking tiene muchas posibilidades de conseguir un considerable éxito no sólo en el circuito de festivales sino además en la taquilla.

Esta producción de Nordisk Film Production A/S con el apoyo del Instituto de Cine Danés (DFI) tiene a TrustNordisk como agente de ventas internacionales.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.