email print share on facebook share on twitter share on google+

SAN SEBASTIÁN 2012

The Dead and the Living: mi abuelo era nazi

por 

- La austriaca Barbara Albert ha presentado su último largometraje en competición en el festival de San Sebastián

The Dead and the Living: mi abuelo era nazi

Habitual de los grandes festivales como directora y productora a través de su compañía coop99, la austriaca Barbara Albert presentó por primera vez a competición en el festival de San Sebastián su obra The Dead and the Living [+lee también:
tráiler
entrevista: Barbara Albert
ficha del filme
]
, una película que transita por el mapa y los fantasmas más terribles del pasado europeo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película narra el viaje que Sita, una joven austriaca de 25 años que busca su lugar en la sociedad, hace al pasado de la segunda guerra mundial y al abismo de la sociedad europea actual para despejar las dudas que le plantean las ocultaciones y medias verdades de un secreto familiar: un recorrido que va de Berlín a Viena y de Varsovia a Rumanía en una película sobre la pérdida, la culpa, las herencias recibidas y la necesidad de descubrir la propia identidad.

Con un guion en parte autobiográfico (su abuelo perteneció a las SS) firmado por la propia directora, The Dead and the Living vuelve a un tema recurrente en el cine como es la asunción personal de una herencia familiar y política conflictiva y se puede ver desde un doble objetivo: por una parte se dirige a una audiencia joven; por otro, la película pretende ser una llamada de atención para que esa parte de la sociedad dialogue con sus mayores. “Para los nietos es algo más asumible que para los hijos porque ya hay cierta distancia”, contó en la rueda de prensa.

Pese a tener algunos aciertos formales y estéticos en el uso de la música, el montaje y la fotografía, la película peca de timidez y desorientación para ensamblar todos los elementos y no consigue emocionar ni sorprender al espectador por la ausencia de un punto de vista verdaderamente original en un tema que los espectadores ya conocen.

La película está producida por la propia Barbara Albert, junto con Bruno Wagner y Alex Stern en la compañía Coop99 Filmproduktion y por Komplizen Film de Munich. Las ventas internacionales corresponden a la francesa Films Distribution.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.