email print share on facebook share on twitter share on google+

Foxfire: Confessions of a Girl Gang

por 

- Nuevo experimento cinematográfico del perspicaz director francés, que, tras su premio en Cannes en 2008, adapta una novela de Joyce Carol Oates ambientada en los años 50.

Foxfire: Confessions of a Girl Gang

Después de ganar la palma de oro en Cannes con La clase [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carole Scotta
entrevista: Laurent Cantet
ficha del filme
]
, en la que ofrecía una mirada imponente de Francia a través del análisis de un microcosmos en una escuela de la periferia, Laurent Cantet vuelve a dirigir su cámara hacia un grupo de jóvenes rebeldes en su última película: Foxfire: Confessions of a Girl Gang [+lee también:
tráiler
entrevista: Laurent Cantet
ficha del filme
]
.

La película, rodada en la región canadiense de Ontario, que hace las veces de la ciudad estadounidense Smalltown (el norte de Nueva York, en la obra original), es una adaptación de la novela Puro fuego: Confesiones de una banda de chicas, de Joyce Carol Oates, y supone el segundo largometraje en lengua inglesa del director francés tras Hacia el sur [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laurent Cantet
entrevista: Robin Campillo
entrevista: Simon Arnal-Szlovak
ficha del filme
]
(en el que mezclaba francés e inglés).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Al igual que en La clase, Cantet decidió trabajar con adolescentes que no tuvieran experiencia alguna en la interpretación, dotando a la cinta de una mayor veracidad a la hora de retratar el sistema educativo francés pero restando credibilidad al asunto en el caso de Foxfire, ya que las niñas de hoy en día no son exactamente iguales a las que vivieron en los años 50, descritos, además, con cierta nostalgia que se desprende de un trabajo literario y que chocan con la demasiada modernidad de que hacen gala, sobre todo, algunos personajes secundarios.

Dicho esto, la joven Raven Adamson, que encarna a la carismática y rebelde líder de la banda, es todo un descubrimiento. A lo largo de los diferentes problemas en que mete a las chicas, Adamson siempre parece hacer gala de una combinación de instinto y visión sobre lo que Foxfire (el nombre de la banda secreta) debería y podría ser.

Los 143 minutos de duración de la película se aligeran gracias al impecable diseño de producción de Franckie Diago (que ya trabajó con Cantet en Hacia el sur) y a la fluidez que demuestra el fotógrafo habitual del director, Pierre Milon.

Foxfire fue producida y será distribuida en Francia por Haut et Court. La canadiense The Film Farm coprodujo la cinta con el apoyo de Telefilm Canada. Memento Films es su agente de ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.