email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLINALE 2013 Forum / Alemania

La ligera Strange Little Cat narra la vida de una familia con mucha ternura

por 

- El primer largometraje del alemán Ramon Zürcher es una excéntrica pero cuidadosamente construida comedia dramática sobre la vida cotidiana de una familia de Berlín. Premio Cineuropa en el Festival de Lisboa y Estoril.

La ligera Strange Little Cat narra la vida de una familia con mucha ternura

El director alemán Ramon Zürcher ha hecho su debut como director con The Strange Little Cat, presentada en el Forum de la Berlinale. Aunque a primera vista pueda parecer un producto orientado a la televisión (ambientación íntegra en una casa de Berlín, protagonizada sólo por una familia, una duración de 72 minutos), los cuidadosamente estudiados movimientos de sus protagonistas y su excéntrico sentido del humor le pueden dar una oportunidad en el circuito de cine alternativo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Dos hermanos adolescentes, Simon (Luk Pfaf) y Karin (Anjorka Strechel), visitan a sus padres (Jenny Schily, Matthias Dittmer) y su hermana pequeña Clara (Mia Kasalo). Tras ellos llegarán a cenar otros miembros de la familia, así como varios vecinos y amigos, que se presentan por las más variadas razones, desde traer la compra a arreglar la lavadora. Hablan y hacer cosas pequeñas, cotidianas, que se convierten en grandes eventos al concentrarse en historias que cuentan sin una razón aparente, como la de la cáscara de naranja que siempre cae por el lado de la naranja o el desconocido que pisa a la madre sin dar cuenta en el cine. 

El gato naranja que da título a la película también aparece, aunque más raro todavía es el perro negro que adora ver cómo ronronea el gato. De hecho, parece ser algo que disfruta toda la familia. El sonido tiene una gran importancia en la película. Clara acompaña cada ruido de la cocina con gritos.

Sus movimientos por la cocina y el resto de la casa están cuidadosamente estudiados y deben haber sido necesarios muchos ensayos (o mucha suerte) para lograr el ritmo perfecto de un día en la vida de una familia. Algunos eventos y diálogos repiten la misma cadencia, como jugar con el helicóptero por control remoto, coser un botón a una camisa o hablar sobre el funcionamiento de los pulmones.

A pesar de que la película no tiene ningún enganche dramático, está claro de que precisamente este era el objetivo de Zürcher. Strange Little Cat es una deliciosa obra pequeña que describe de manera ligera la vida cotidiana de una familia por parte de un director que lo hace de manera segura y afectuosa.

Strange Little Cat es una producción de The Deutsche Film-und Fernsehakademie Berlin.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.