email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2017 Competición

The Party: de la comedia a la tragedia y de ahí a la farsa

por 

- BERLÍN 2017: El octavo largometraje de Sally Potter es una comedia de personajes nítida y encantadora sobre las relaciones humanas

The Party: de la comedia a la tragedia y de ahí a la farsa
Timothy Spall, Cillian Murphy, Emily Mortimer y Patricia Clarkson en The Party

El octavo largometraje de la británica Sally Potter, titulado The Party [+lee también:
tráiler
Q&A: Sally Potter
ficha del filme
]
, es la cuarta obra con la que participa en la Berlinale, que acogió su estreno mundial en la competición por el Oso de Oro. Esta comedia en blanco y negro de 71 minutos de duración cuenta con un reparto estelar y una narración cautivadora, humorística y profunda que va más allá de las vidas de sus protagonistas y de la sociedad que representan.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Janet (Kristin Scott Thomas) acaba de ser nombrada portavoz de la oposición y la película arranca con las felicitaciones que recibe por teléfono mientras está preparando en la cocina una fiesta de celebración con sus amigos más cercanos. Su marido, Bill (Timothy Spall), sin embargo, bebe vino en la habitación contigua y escucha música con una expresión en su rostro que no muestra signo alguno de felicidad. 

Los invitados empiezan a llegar. Primero aparece April (Patricia Clarkson), una estadounidense robusta y cínica, y su marido, el alemán Gottfried (Bruno Ganz), una especie de coach de vida. Les siguen la pareja de lesbianas formada por Martha(Cherry Jones) y una embarazadaJinny(Emily Mortimer), y, por último, la mitad de la otra pareja invitada: el elegante hombre de negocios Tom (Cillian Murphy), que afirma que su mujer, Marianne, llegará con algo de retraso... poco antes de esnifar coca en el baño y permitirnos ver de pasada la pistola que lleva encima en secreto, cosa que lo tiene bien inquieto.

Da comienzo la fiesta y los anuncios se suceden. La prueba de ultrasonidos de Jinny ha revelado que está embarazada de trillizos, lo que es motivo de brindis pero también, parece ser, de preocupación para su novia, considerablemente mayor que ella. Bill, sin embargo, no tardará en detonar la verdadera bomba de la noche: le han diagnosticado una enfermedad terminal. Es la primera vez que oye hablar de ello Janet, quien, a su vez, recibe mensajes de texto amorosos de un “desconocido”.

Los elementos están dispuestos para que haya multitud de oportunidades para intercambios y reacciones que apunten opiniones diferentes, a menudo conflictivas, sobre la confianza en la medicina, la política, la moral, la filosofía de vida (Gottfried se congratula de aportar muchas ideas propias sobre este asunto), y las interacciones entre un reparto soberbio como éste es toda una joya para la vista. De entre todos ellos, no obstante, es Spall quien se come el escenario y Murphy aporta un giro cómico inesperado y muy logrado.

The Party es una producción de la londinense Adventure Pictures. Great Point Media gestiona sus ventas internacionales. 

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.