email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2017 Proyección especial

Le vénérable W.: El rostro budista del terror

por 

- CANNES 2017: Barbet Schroeder cierra su "trilogía del mal" con el retrato de un budista birmano que sopla en las brasas del nacionalismo antimusulmán

Le vénérable W.: El rostro budista del terror

"El odio es, sin duda, la más duradera de las pasiones". Esta cita de Lord Byron, adelantada rápidamente en Le vénérable W. [+lee también:
tráiler
entrevista: Barbet Schroeder
ficha del filme
]
, el nuevo e instructivo documental de Barbet Schroeder, presentado hoy en una proyección especial como parte de la selección oficial del 70º Festival de Cannes, es un perfecto resumen del peligrosísimo personaje (que late bajo un exterior sonriente y satisfecho de sí) al que el cineasta ha decidido dirigir sus focos para cerrar la "trilogía del mal" que inició con General Idi Amin Dada (1974) y continuó con El abogado del terror [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(presentada en la sección Un Certain Regard del festival de Cannes de 2007 y ganadora al año siguiente del César al mejor documental).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Digital Production Challenge - DPC II 1 Internal

Resulta, en efecto, que el maestro budista birmano Wirathu, el mismo que supuestamente encarnaría la cultura y la identidad budistas y defendería "la protección de la raza y de la religión" es, al contrario, un tipo incendiario de primer orden que sopla sobre las brasas de un conflicto interétnico con la minoría de rohingyas, cuyo principal defecto es ser musulmanes en un país en el que los partidiarios de la religión ampliamente mayoritaria piensan que quien mata un animal es igual de culpable que quien mata a un hombre.

Barbet Schroeder encontró y dibujó con un arte narrativo el recorrido de Wirathu fruto de su amor por el budismo y de su intención de buscar una respuesta a la pregunta sobre cómo es posible que una religión tan tolerante y pacífica pudiera generar un individuo tan sectario y maléfico. En Mandalay, donde viven 300.000 monjes y otros 700.000 habitantes ordinarios, localizada en un país, Myanmar, donde sólo un 4% de la población es musulmana, el director planta el decorado de un sermón edificante de Wirathu, quien denuncia la estrategia del dinero y el sexo que llevarían a los musulmanes a pervertir a las mujeres de la religión budista: "si dejamos hacer en nombre de los derechos del hombre, nuestra raza será destruida".

La cinta se remonta en el tiempo para contarnos, después, las diferentes etapas de la trayectoria del venerable W., quien se dio a conocer en 2003 por unas reuniones secretas cuyos registros empezaron a circular y probaron que fomentó el biocot de las tiendas musulmanas antes de prometer meter la quinta marcha ("cuando dé la señal, preparaos tras de mí: debo planificar una operación eficaz, típica del Mossad o del FBI"; "ahora soy yo el líder. Haré que los musulmanes no vuelvan a tener comida ni techo"). Los motines violentos y homicidas que siguieron llevaron a los militares del poder a encarcelar a W., quien recibió la amnistía en 2012 y retomó su cruzada, alimentándola con un vídeo propagandístico, Internet y "fake news" por doquier, sacando partido del más mínimo incidente. El resultado fue una ola de violencia que incendió el país, con la complicidad pasiva de las autoridades militares, que, como la película explica también, llevan desde hace mucho tiempo una política de represión contra los rohingyas: una estrategia que desembocó con la llegada al poder de Aung Sang Suu Kyi.  

El director, por último, deja emerger progresivamente la amplitud de la dimensión malsana y manipuladora de Wirathu ("cerraremos nuestro país con nuestros propios huesos si hace falta "), dotando el cuadro general de la complejidad real de la situación geopolítica en Myanmar, donde los rohingyas quedaron privados de su nacionalidad y de sus derechos en 1982. En conclusión, Barbet Schroeder y su talentosa montadora Nelly Quettier ofrecen enLe vénérable W. un documental riquísimo (gracias sobre todo a la magnífica mezcla de archivos diferentes y entrevistas que equilibran los puntos de vista) y apasionante que arroja luz sobre la agudeza de aquellas palabras budistas: "igual que un cántaro se llena gota a gota, del mismo modo el necio se llena de maldad".

Le vénérable W. es una producción de Les Films du Losange en coproducción con la suiza Bande à Part). Les Films du Losange se encargará de sus ventas internacionales así como de distribuirla en Francia el 7 de junio.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.