email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2017 Semana de la Crítica

Tehran Taboo: una bomba transgresiva

por 

- CANNES 2017: Ali Soozandeh pulveriza la superficie de la percepción tradicional de la sociedad iraní con una película de animación por rotoscopiado

Tehran Taboo: una bomba transgresiva

Prostituta que practica una felación en un coche en mitad de los embotellamientos mientras su jovencísimo hijo está sentado en el asiento de atrás; mujer joven desesperada por recuperar médicamente su himen después de una noche de impulsos en los baños de un club nocturno clandestino; falsificadora de certificados oficiales; tráfico y consumo de todo tipo de drogas; corrupción a todos los niveles; mulá que se aprovecha de su poder judicial para ofrecerse y entretener a mujeres, y sueños de exilio compartidos por tantos. A escala iraní, se trata de una auténtica bomba, de una profunda inmersión en los entresijos menos convenientes de la capital y de un levantamiento de faldas de una sociedad hipócrita y esquizofrénica enmascarada por el rigor religioso lo que Ali Soozandeh ha preparado en su primer largometraje: la película de animación Tehran Taboo [+lee también:
tráiler
entrevista: Ali Soozandeh
ficha del filme
]
, presentada en la Semana de la Crítica en el marco del 70º festival de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Como es evidente que el director germano-iraní no habría podido rodar una historia tan atrevida en Teherán, optó por la animación, otorgando al conjunto una dimensión real mediante el rotoscopiado (técnica que consiste en rodar con verdaderos actores sobre fondos verdes e insertarlos después en los decorados). La elección resulta ganadora: al precioso grafismo con que se restituye la atmósfera abigarrada de las calles de la capital iraní y la inclusión bastante dulce de personajes en la imagen (lo que no siempre ocurre con esta técnica, que, por lo demás, suele volver las cosas rígidas) hay que sumar su contenido, que distingue radicalmente la película de todas las imágenes contenidas que son reflejo de Irán (si bien el excelente Jafar Panahi ya hizo sus pasos en esta dirección "underground" del caos urbano en 2003 con Sangre y oro).

La intriga escrita por el propio director entrecruza las trayectorias de cuatro personajes. Primero está la prostituta Pari (Elmira Rafizadeh), que debe sobrevivir con su hijo mudo Elias (Bilal Yasar) ya que su marido drogadicto ha sido condenado primero a muerte y luego a perpetuidad (después de haber comprado una reducción de pena) y se niega a concederle el divorcio o un certificado que le facilite la vida, sobre todo para apuntar a su hijo a la escuela. Sara (Zarhra Amir Ebrahimi), su nueva vecina, está embarazada y asfixiada por su universo matrimonial y familiar (con una cuñada gruñona y un cuñado que se dedica a zapear entre los canales religiosos y los que muestran a chicas semidesnudas). Las sigue, en el mismo inmueble, el joven músico Babak (Arash Marandi), cuyas composiciones ha echado para atrás el tribunal revolucionario islámico, por lo que se encuentra en una situación difícil, obligado a encontrar dinero y una manera rápida de reparar el himen de Donya (Negar Mona Alizadeh), cuyas inhibiciones hizo saltar por los aires con ayuda de una pastilla al cabo de un concierto.

Con esta instantánea en la vida de estos cuatro personajes, Téhéran Tabouefectúa una radiografía escalofriante de la cara oculta y agitadísima de la cotidianidad de la capital iraní, en particular en su vertiente femenina, con un ambiente de espionaje y acoso masculino de lo más pesado. El paso al otro lado del espejo no va carente de sorpresas y secretos, cuyos aspectos más rudos aparecen unidos idealmente al efecto edulcorante del envoltorio de animación de una película de lo más políticamente incorrecta en lo que concierne a su origen cultural.

Tehran Taboo es una producción de Little Dream Entertainment en coproducción con Coop99 Filmproduktion. Su agente de ventas internacionales es Celluloid Dreams.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.