email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2017 Quincena de los Realizadores

Corazón puro: el encuentro de dos mundos paralelos

por 

- CANNES 2017: El joven Roberto De Paolis presta atención en su primer largometraje a los jóvenes de la periferia romana con una poesía similar a la del cine de Claudio Giovannesi

Corazón puro: el encuentro de dos mundos paralelos
Selene Caramazza y Simone Liberati en Corazón puro

"Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios", explica don Luca (Stefano Fresi) citando el discurso de la montaña de Jesús. Este combativo sacerdote de la periferia romana se dirige a un grupo de jóvenes que se preparan para "prometer" que se mantendrán castos hasta el matrimonio. En el grupo también está la Alice (Selene Caramazza), una chica que está a punto de cumplir los 18 y que es la protagonista femenina de Corazón puro [+lee también:
tráiler
entrevista: Roberto De Paolis
ficha del filme
]
, seleccionada en la Quincena de los Realizadores del 70º festival de Cannes. La madre Marta (Barbora Bobulova), mujer soltera de la que se intuye un pasado de engaños y abandonos, es tan asidua de la parroquia como intransigente con la hija. Prueba de ello es el secuestro de su teléfono móvil después de descubrir un intercambio “escandaloso” de mensajes con un compañero de escuela. Al procurarse uno nuevo a escondidas, Alice conoce a Stefano, interpretado por Simone Liberati (físicamente, una especie de James Franco marginal).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Stefano es lo que en Roma se llama un coatto, un habitante de los suburbios de movimientos brutos y dialecto pronunciado. El joven director Roberto De Paolis (hijo de Valerio, que distribuye la película en Italia a través de Cinema) no tarda en mostrarnos el paralelo de dos mundos limítrofes pero enormemente diferentes. En uno, los corazones puros van a la escuela, desempeñan labores honradas, se prestan al voluntariado y se mantienen “dentro de unos límites”, como predica don Luca. En el otro están los corazones salvajes y el entorno de Stefano: desempleados caracterizados por la moto de gran cilindrada y el tráfico y el robo esporádicos. Stefano creció y nadó en estas aguas turbias y, sin embargo, late un corazón puro en su interior: busca un trabajo honrado y acaba encontrándolo como vigilante en los aparcamientos de un supermercado, lo que no deja de conllevar ser el blanco de amenazas de los gitanos del campo adyacente, los mismos nómadas a los que Marta y Alice llevan regalos y ropas desechadas. Cuando desahucian a sus padres, Stefano corre en su ayuda, lo que provocará un nuevo encuentro entre Stefano y Alice y la primacía de las hormonas sobre la promesa de virginidad de la chica. Se funden y se reconocen así dos entornos sociales, uno violento y otro acogedor y autoprotector, porque, como nos enseñaron los filósofos Kaj Nielsen primero y Eugenio Lecaldano después, puede haber una ética sin religión y también sin Dios podemos distinguir entre el bien y el malo, lo justo y lo injusto, la virtud y el vicio.

Resulta evidente la cercanía con la multipremiada La ragazza del mondo [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Marco Danieli
ficha del filme
]
, de Marco Danieli, obra cumbre del 2016 italiano. Lo que entonces fue una película que denunciaba a los testigos de Jehová, ahora, en Corazón puro, es un relato de crecimiento personal realista a través de una historia de amor pasional. Como Danieli, De Paolis (de 37 años de edad) debuta aquí en el formato del largometraje, después de dos cortometrajes presentados en sendas ediciones de la Mostra de Venecia y varias obras de videoarte. Su observación de la juventud, del corazón puro y duro de los suburbios, recuerda la dura poesía pasoliniana deAlí ojos azules [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Claudio Giovannesi
ficha del filme
]
y Fiore [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Claudio Giovannesi
ficha del filme
]
, de Claudio Giovannesi. Selene Caramazza y Simone Liberati, ambos debutantes como protagonistas en un largometraje, dan cuerpo a sus personajes con méritos palpables.

Produce Young Films, productora fundada por el director en colaboración con la experta Carla Altieri, persigue su misión de brindar apoyo a películas independientes de calidad en Italia y Europa. The Match Factory es su agente de ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.