email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2017 Competición

En realidad, nunca estuviste aquí: los espejos rotos de los ángeles

por 

- CANNES 2017: La escocesa Lynne Ramsay hace pasar Nueva York por el filtro de un thriller de una gran crudeza, con una puesta en escena brillante y un Joaquin Phoenix enorme

En realidad, nunca estuviste aquí: los espejos rotos de los ángeles
Joaquin Phoenix en En realidad, nunca estuviste aquí

Un hombre que va por los callejones y las salidas de emergencia, un hombre que oculta su lugar de residencia y su rostro, cubierto por una barba gris, un hombre acosado por los flashes dolorosos de su pasado de niño maltratado, exsoldado y exmiembro del FBI, un hombre que mata y muere en los bajos fondos de Nueva York, un hombre que no sabe adónde ir y que ha eliminado a la persona que era antes, un hombre que no duda a hacer un daño muy necesario en el ejercicio de su profesión, que consiste en recuperar a jóvenes desaparecidas por la ciudad. Este hombre, símbolo de los desórdenes de la civilización urbana estadounidense e interpretado por un extraordinario Joaquin Phoenix, es el centro de la fascinante En realidad, nunca estuviste aquí [+lee también:
tráiler
Q&A: Lynne Ramsay
ficha del filme
]
, que la escocesa Lynne Ramsay ha presentado como última cinta en liza en la competición del 70º Festival de Cannes. Rindiendo homenaje a Taxi Driver, de Martin Scorsese, la cineasta ha creado un thriller con un diseño unidimensional que no se desvía jamás de su tenebrosa línea de espejo roto, en un mundo en descomposición avanzada que aparece, apenas bosquejado, de fondo, un mundo en el que la cuenta atrás ya ha comenzado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Podrías llamarme directamente, como a una persona normal”. El jefe de Joe (Phoenix) sabe sin embargo que su sabueso con apariencia de oso, que no ve a nadie más que a su anciana madre (la cual mira Psicosis en la televisión, cosa que a él le hace gracia), no tiene nada de persona normal. Poco importa, Nina (Ekaterina Samsonov), la hija de un senador en plena campaña electoral para lograr su reelección, se ha fugado, y se trata de encontrarla discretamente, porque no es su primera desaparición, y una llamada anónima ha localizado a la adolescente de 13 años en un edificio de muy mala reputación. Tras algunos preparativos, un poco de investigación y una espera paciente, Joe se introduce en el edificio, se libra de un golpe de martillo de dos guardias y un visitante desnudo y enmascarado y recupera a la pequeña rubia, diáfana y lacónica. Un rescate violento, mostrado a través de las cámaras de vigilancia, que desata una espiral caótica, pues el padre de Nina se suicida esa misma noche, unos grandes y ensangrentados brazos retoman la posesión de la adolescente, y el círculo se cierra en torno a los próximos a Joe, que se ha topado con la raíz del mal en una ciudad en la que la inocencia se sacrifica en los intercambios.

Extraordinariamente filmada, con un trabajo maravilloso del director de fotografía Thomas Townend, En realidad, nunca estuviste aquí evita todas las trampas que a menudo resultan fatales a los cineastas europeos, adentrándose en el lado más oscuro del magma neoyorquino. Despreciando la línea narrativa clásica e insistiendo incluso en las coincidencias, la realizadora se ha decantado por un planteamiento estructural más radical que enfadará sin duda a los amantes de un conjunto sólidamente argumentado. Pero el mensaje no es ese, sino el de un hombre profundamente turbado, un Travis Bickle de nuestro tiempo, una lucha contra sus propios demonios, la proyección del sufrimiento en un entorno putrefacto donde los guardias no hacen su trabajo, donde los antiguos hermanos de armas se enfrentan a causa de las fuerzas ocultas dominantes, y donde las peores infamias se suceden bajo la superficie de una historia bonita. También cabe destacar la gran contribución de la música, firmada por Jonny Greenwood, en el éxito de una cinta tensa como un arco que se apunta contra un blanco oscuro.

Producida por la compañía francesa Why Not con las entidades británicas Sixteen Films, el BFI, Film4 y JW Films, y por la compañía estadounidense Amazon Studios, En realidad, nunca estuviste aquí es vendida internacionalmente por IMR-Insiders.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.