email print share on facebook share on twitter share on google+

KARLOVY VARY 2017 East of the West

Absence of Closeness: un retrato convincente de una familia antipática

por 

- KARLOVY VARY 2017: El primer largometraje escrito y dirigido por el checo Josef Tuka es una película bien hecha que no da ninguna excusa al egoísmo de sus personajes

Absence of Closeness: un retrato convincente de una familia antipática
Jana Plodková en Absence of Closeness

El primer largometraje del checo Josef Tuka, Absence of Closeness [+lee también:
tráiler
entrevista: Josef Tuka
ficha del filme
]
, estrenado a escala mundial en la competición East of the West del festival de cine de Karlovy Vary, presenta a una familia poco ortodoxa formada por unos personajes bastante antipáticos con la atención del cineasta por entender cómo llegaron a ser como son.

Hedvika (Jana Plodková) llega a la casa de su madre (Anna Cónová) con su hija pequeña, Adelka, y su perro al cabo de un nuevo fracaso amoroso con un hombre casado; la cría, de hecho, es fruto de otra relación similar. Sin embargo, su madre no la recibe con los brazos abiertos. Su madre es una mujer de negocios exitosa y fría como un témpano de hielo que lleva décadas acumulando rencor tras la muerte de su marido, que puso a toda la familia en peligro con sus actividades políticas en los 80. Esta emoción parece reproducirse en su hija.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Hedvika, en efecto, tampoco es mucho más cálida con su hija, lo que no sorprende: aprendemos a relacionarnos de nuestros padres. De hecho, ella siente, y así lo confiesa, una mayor conexión con y más afecto por su perro. En la lujosa casa, recientemente renovada, situada al borde de un bosque y compartida por la madre con su novio de tres años, Hedvika hurgará entre viejas baratijas de la familia y encontrará varios cuadernos escritos por su padre de su puño y letra. Son diarios en los que describe cómo crecía su hija; Hedvika siente repentinamente una conexión con algo que le había faltado toda su vida.

Absence of Closeness es una película bien hecha con unas interpretaciones excelentes, en especial a cargo de Plodková, una fotografía precisa de Jan Cabalka es precisa y un montaje claro de Šimon Hájek. Lo divertida que resulta al público con sus personajes antipáticos hasta lo aborrecible es otro asunto.

El título de la película se asienta en mitad de un círculo vicioso entre la causa y el efecto: ¿es esta gente de verdad tan egoísta y egocéntrica, resultando en esa falta de cercanía [ndt: en inglés, closeness] o son así porque nunca se las han arreglado para mostrarse cercanos? En cualquier caso, es difícil empatizar con estos protagonistas lo suficiente como para considerar esta cuestión. No cabe duda de que Tuka se muestra comprensivo con las fallas de sus personajes y no trata de juzgarlos ni tampoco de excusarlos o justificar su comportamiento; simplemente, presenta una familia desagradable de manera convincente y aporta ese gramo de esperanza al final. Si el espectador es paciente y espera, la película sólo dura 65 minutos.

Absence of Closeness es una producción de la checa Cinema Belongs To Us.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.