email print share on facebook share on twitter share on google+

LOCARNO 2017 Cineastas del presente

Verão danado, retrato de una generación escurridiza

por 

- LOCARNO 2017: El primer largo del director luso Pedro Cabeleira es un poderoso y enigmático homenaje a la juventud

Verão danado, retrato de una generación escurridiza

Verão danado [+lee también:
tráiler
entrevista: Pedro Cabeleira
ficha del filme
]
, proyectada en el 70º Festival de Locarno, en la sección Cineastas del presente, es el primer largo del joven director luso Pedro Cabeleira. Se trata de un poderoso y enigmático homenaje a la juventud.

Formado en la ESTC (Escuela Superior de Teatro y Cine de Lisboa), donde presentó el corto Estranhamento como parte de su trabajo final, Pedro Cabeleira ha decidido ahondar en el alma de su "gente" en su primer largo, que trata sobre jóvenes que parecen extremadamente hedonistas, pero que esconden una fragilidad e invalidez conmovedoras. Verão danado nos lleva de la mano por una Lisboa poblada por personajes de una belleza irreal e individualista, impulsados por un deseo desesperado de compartir sus experiencias vitales. El film retrata a personajes que vacilan ante el abismo, pero que de alguna manera consiguen mantener el equilibrio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Días buscando la siguiente fiesta, horas haciendo el vago sin preocupación alguna, fugaces historias de amor, drogas y escenas psicodélicas acompañadas por una banda sonora llena de ritmo: estos son los ingredientes principales de Verão danado. Chico, rey de la noche, pertenece a Lisboa, ciudad que le arrastra al vacío cual sirena irresistible. Su vida se parece a la de muchos jóvenes que, como él, se enfrentan a un futuro sin grandes expectativas y a la incapacidad de convertirse en "adultos", y con razón, pues el mundo adulto ya no puede sustentarles. A pesar de su grado en filosofía, Chico no logra encontrar trabajo y se enfrenta a la dura realidad de la inseguridad, la frustración y los sueños rotos. Las noches lisboetas son su droga, y su comodidad le impulsa en un viaje infinito entre el hedonismo sin frenos y la desilusión.

Pedro Cabeleira habla sobre su generación, las dificultades del presente, pero ante todo sobre la magia de la noche, una madre apaciguadora pero destructiva. La película se nutre de la energía de sus personajes y asume sus ansias e inquietudes. La cámara mantiene una diestra mirada en sus rostros y gestos, casi queriendo dejar testimonio para la posteridad. La cinta documenta a una generación que vive moviéndose sobre una cuerda floja invisible. Chico es la primera ficha en un juego de personajes que dan vueltas como si fueran átomos, en una búsqueda constante del abismo y de efímeros subidones de adrenalina. Como ha dicho el propio Cabeleira, Verão danado "debe ser vivida por los personajes, no interpretada", persiguiendo un realismo "humano" que nunca descienda a la miseria.

El rodaje cámara en mano da a la película una conmovedora inmediatez y un ritmo "vitalista" que permite al público adentrarse en la intimidad de Chico y sus amigos, una suerte de exteriorización de sus mundos interiores a través del medio cinematográfico. La observación intensa de estos personajes los transforma en héroes de la noche, permitiéndoles existir y recuperar su lugar en el mundo. Verão danado pone en el centro a jóvenes en busca de sentido, en un mundo que parece haberlos abandonado. Su único refugio es la noche, marcada por fiestas perpetuas en las que pueden bailar para siempre. Cabeleira trata de capturar el momento como si no hubiera mañana.

Verão danado está producida por Optec Films y Videolotion; Slingshot Films se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.