email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2017 Semana Internacional de la Crítica

Sarah joue un loup garou: cómo se siente una chica

por 

- VENECIA 2017: En su primer largometraje, proyectado en la Semana Internacional de la Crítica, Katharina Wyss demuestra que las canciones pop tenían razón: no hay nada más duro que ser una adolescente

Sarah joue un loup garou: cómo se siente una chica

Sarah (Loane Balthasar) tiene un secreto; un secreto que no puede compartir con nadie: ni con sus amigos del colegio (porque no tiene ninguno), ni con su familia, inestable y obsesionada con la ópera. Pero lo que sí puede hacer es mostrarlo sobre el escenario. Cuando una profesora de arte poco convencional (Sabine Timoteo, que apareció en The Chronicles of Melanie [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) anima a los estudiantes a ir un poco más allá recitando palabras y superando sus límites, Sarah se toma este consejo muy en serio. Pronto, la chica extremadamente tímida e introvertida se transforma en una intérprete valiente, capaz de enfrentarse a situaciones que solía evitar en la vida cotidiana. Pero en lugar de abrirse a los demás, Sarah se aleja aún más. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película debut de Katharina Wyss, Sarah joue un loup garou [+lee también:
tráiler
entrevista: Katharina Wyss
ficha del filme
]
, que acaba de proyectarse en la Semana Internacional de la Crítica de Venecia, es tan hipersensible como su heroína y, como le ocurre a Sarah, a veces es difícil de sobrellevar. Evidentemente, a la directora suiza no le importa si alguien considera que Sarah no es agradable. Verla hacer o decir algo incorrecto en el momento menos indicado resulta, cuanto menos, incómodo; ya que a pesar de sus mejores esfuerzos, el comportamiento de Sarah es un manual sobre cómo perder amigos y alienar a las personas. 

También porque, seamos honestos, no puede ayudarse a sí misma. Le cuenta a una potencial amistad que su hermano se suicidó (no lo hizo), revela el secreto de otra persona y encuentra consuelo en las biografías de jóvenes mártires —en especial, Santa Bárbara, cuya dolorosa e insoportable tortura le parece un deleite— o la Julieta de Shakespeare. Conmovedora e insufrible a partes iguales, Sarah consigue ser exagerada y extrañamente realista. Cualquiera que haya tenido 17 años estará de acuerdo con esto último.

Aunque Wyss trata de ir más allá de las típicas penas del joven Werther, su decisión de explicar con detalle el porqué del comportamiento extraño de la familia de Sarah podría ser incomprendida (en una película esbozada con delicados trazos, como si un trazo grueso desentonase con lo anterior). Pero esto nos descubre, una vez más, a una cineasta que no pretende agradar. Sarah joue un loup garou, rodada como si profundizase en la sensación abrumadora de claustrofobia, puede estar tan repleta de ideas como saturada la familia neurótica de Sarah; pero en algún lugar del camino también consigue comprender cómo se siente una chica. Sí, como en esa canción de Madonna.

Sarah joue un loup garou, producida por las compañías suizas Intermezzo Films y Mnemosyn Films, y coproducida por Deutsche Film-und Fernsehakademie Berlin (DFFB), contará con Patra Spanou Film Marketing & Consulting para la distribución internacional.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.