email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2017 Competición

Tres anuncios en las afueras: Publicitando asesinatos y desorden

por 

- VENECIA 2017: Martin McDonagh lleva su acerbo ingenio a la competición de la Mostra con la que bien podría ser la hermanastra de Fargo, de los Coen

Tres anuncios en las afueras: Publicitando asesinatos y desorden
Frances McDormand en Tres anuncios en las afueras

Ebbing (Missouri) es una pequeña localidad ficticia en el profundo sur de los Estados Unidos concebida por el guionista y director británico Martin McDonagh. Es un lugar en que los habitantes hablan con acento marcadísimo, actúan de manera extrema y tienen un enorme sentido de la autoridad. Los polis que controlan a sus habitantes son la mayor banda de gangsters racistas y homófobos de la ciudad. Es el asesinato y la violación de una adolescente lo que desencadena la acción de Tres anuncios en las afueras [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada a concurso en el festival de cine de Venecia. McDonagh no tarda apenas tiempo en mostrar que Ebbing no es en absoluto este lugar idílico que uno podría imaginarse al echar un vistazo a sus calles pintorescas o sus paisajes, vastos y preciosos, capturados por el director de fotografía Ben Davis (Siete psicópatas [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) como si fueran instantáneas de Stephen Shore de los años 70.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La impresión de que esta película podría ser hermanastra de Fargo, de los Coen, se acentúa con la música que brinda uno de los colaboradores habituales de los hermanos, Carter Burwell, y con la interpretación de la inimitable Frances McDormand en el papel protagonista de Mildred. Mildred viste la misma sudadera cada día para ir a su trabajo en una tienda de regalos. Tiene tanta determinación como carencia de miedo, lo que parcialmente le viene de haber escapado de un matrimonio con alguien que abusaba de ella, Charlie, y de haber tenido que vivir la tragedia de perder a una hija, asesinada siete meses atrás. Mildred atrae la atención de toda la ciudad sobre sí al comprar tres paneles de anuncios consecutivos para pedir al jefe de policía William Willoughby (Woody Harrelson) que haga más para hallar al asesino.

A través de las acciones de Mildred y Willoughby conocemos al ecléctico resto de personajes. Sam Rockwell se come la pantalla en su interpretación del obcecadamente obtuso y rabioso segundo oficial Dixon. Otros secundarios destacados son Red, responsable de publicidad ojiplático y ambicioso (Caleb Landry Jones); el ex marido de Mildred, Charlie (John Hawkes); su jovencísima novia, Penelope (Samara Weaving), y el entrañable hijo de Mildred y Charlie, Robbie (Lucas Hedges). En la vertiente más romántica, el enano del pueblo, James (Peter Dinklage), está por Mildred, y la mujer de Willoughby, Anne (Abbie Cornish), es la partidaria fiel y segura que cuida de sus dos hijas. Hay ecos de Twin Peaks y de Fargo, una vez más, en el hecho de que los personajes resultan más intrigantes que el propio argumento.

Sin embargo, no cabe duda de que estamos ante una película de Martin McDonagh. El mismo humor cínico que disparaba en Escondidos en Brujas [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2007) y Siete psicópatas provoca la risa aquí, si bien en Tres anuncios se usa a menudo para enmascarar el dolor. Como un personaje le dice a otro a través de una letra, “lo que necesitas es amor”, algo muy importante en una historia en la que la muerte y las familias rotas son temas preponderantes. Y, aunque hay mucho amor a la vista en Ebbing, McDonagh a veces cae en la misma trampa en que caía en obras anteriores, a saber, decantarse por la opción más oscura y extrema; ejemplo de ello es un flashback de Mildred con su hija, excesivamente dramático. Tratándose de su tercera película, ya ha cierta familiaridad con sus bromas sobre racismo y homofobia, lo que a veces resulta demasiado obvio y superfluo. Por último, los diálogos entre personajes no aparecen suficientemente delineados; sirva de ejemplo que todos ellos parecen expertos en lanzar improvisadas ocurrencias. Estas cosas hacen que Tres anuncios tenga tantos desperfectos como sus personajes centrales. Por suerte, lo compensa siendo tan divertida como interesante.

Tres anuncios en las afueras es una coproducción entre Reino Unido (a través de la londinense Blueprint Pictures) y Estados Unidos. Su agente de ventas internacionales es Fox Searchlight Pictures.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.