email print share on facebook share on twitter share on google+

TORONTO 2017 Platform

Crítica: El viaje de Nisha

por 

- TORONTO 2017: El segundo largometraje de la actriz y cineasta noruega Iram Haq es un coming-of-age que defiende la emancipación de la mujer en la cultura paquistaní

Crítica: El viaje de Nisha
Maria Mozhdah en El viaje de Nisha

La encrucijada cultural entre el mundo liberal moderno y los valores tradicionales de Paquistán es el hilo que conecta los dos largometrajes de la actriz y cineasta noruega Iram Haq. Cinco años después de dirigir su debut I Am Yours [+lee también:
crítica
tráiler
festival scope
ficha del filme
]
, basado en la experiencia de una madre soltera noruega cuyos actos de rebeldía feminista chocaban con la moral conservadora de sus antepasados, la cineasta transfiere los mismos miedos y dudas al nuevo personaje femenino desfavorecido que protagoniza El viaje de Nisha [+lee también:
tráiler
entrevista: Iram Haq
ficha del filme
]
, su nueva película estrenada en la sección competitiva Platform del Festival de Toronto

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En esta ocasión, se trata de Nisha (Maria Mozhdah), una adolescente de diecisiete años en pleno despertar sexual. A diferencia del potente personaje femenino de su debut, la heroína de El viaje de Nisha es una menor de edad que carece de autonomía para escoger su camino. No obstante, las circunstancias de Nisha no permitirán que se rinda en la batalla que ha iniciado para reivindicar sus derechos como mujer. Así, Nisha vivirá una doble vida a escondidas de sus padres.

La primera parte de este film se construye bajo la apariencia de un drama familiar, que se hace visible a través de una serie escenas sobre los obstáculos que interponen los padres de Nisha para que ésta lleve una vida liberal como el resto de compañeros de su instituto. La verdadera tragedia no llega hasta el ecuador de El viaje de Nisha. Será entonces cuando el padre de Nisha la descubra besando a su primer novio noruego. Para evitar que su hija caiga en la indecencia del mundo de Occidente, Mirza (Adil Hussain) secuestrará a Nisha y la obligará a vivir en Paquistán, custodiada por el resto de familiares que no emigraron a Oslo y permanecieron en Islamabad.

A medida que avanza la película, ese supuesto drama familiar se convierte en un thriller asfixiante sobre la supervivencia en las peligrosas y corruptas calles de Islamabad, donde la mujer no goza de derecho alguno. Finalmente, en la tercera y última parte del film, Iram Haq despliega su discurso feminista dándole voz y poder a su protagonista.

El viaje de Nisha ha sido producida por Mer FilmRohfilm GmbHZentropa International Sweden. De sus ventas internacionales se ocupa Beta Cinema.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.