email print share on facebook share on twitter share on google+

PELÍCULAS Italia

Sono tornato de Luca Miniero, del fascismo a la “videocracia”

por 

- Benito Mussolini vuelve de entre los muertos convertido en cómico en la nueva película de Miniero, producida por Indiana y con la colaboración de Vision Distribution

Sono tornato de Luca Miniero, del fascismo a la “videocracia”
Massimo Popolozio en Sono tornato

Imagínate que Benito Mussolini resucita, pero convertido en cómico. Sono tornato [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Luca Miniero, está basada en la novela y en la película alemanas Ha vuelto [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(donde Hitler es el protagonista). El Duce (Massimo Popolizio) es arrojado a través de la Puerta Mágica de la Plaza Vittorio, en Roma. Se le acercan dos niños, uno de origen africano y otro asiático: “todos somos italianos”, dicen al atónito dictador; otra chica le cuenta que de mayor será modelo y vivirá de su marido. Un joven director independiente de documentales, Andrea Canaletti (Frank Matano), descubre por casualidad al resucitado Mussolini; creyéndole un gran imitador y viendo su éxito entre la gente, decide emprender con él una gira por el territorio nacional, con el fin de retransmitirlo por televisión.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Desenvolviéndose con soltura entre parejas gais, globalización, neofascistas domesticados, redes sociales y los selfis de sus numerosos fans, Mussolini centrará todas sus dotes de manipulación en recuperar el culto a su persona de antaño y en recrear la fascista “máquina del consenso”. “Sois más ignorantes ahora que cuando os dejé”, dice irónicamente Mussolini, encontrando terreno fértil especialmente en sus seguidores, pero también en unos ambiciosos aunque estúpidos directores de televisión (Stefania Rocca y Gioele Dix), que creen poder aprovecharse de él para ganar audiencia. Los únicos en darse cuenta de que aquel hombre es el verdadero Duce reencarnado que busca reconquistar el poder son: una anciana, superviviente de los disturbios en el gueto de Roma de octubre de 1943, y el propio Andrea Canaletti que intentará parar su ascenso mediático en una escena que parece salida de Network, un mundo implacable, de Sidney Lumet, o de un reality show.

El director, Luca Miniero, junto con el coguionista Nicola Guaglianone, nos muestra el lado amable del dictador (cuando escribe persuasivos SMS a la novia de Andrea), y también su lado más humano (evocando a su amada Claretta Petacci), para luego desvelar al “monstruo”. El director sugiere que las estrategias manipulativas de los antiguos regímenes son comparables a las de la actual “videocracia”. Pero lo más preocupante y escalofriante de esta comedia, producida por Indiana con la colaboración de Vision Distribution, son las entrevistas grabadas con cámaras ocultas que prueban que la realidad supera a la ficción. “Yo no creé el fascismo, lo encontré en el subconsciente de los italianos” reveló Mussolini en su última entrevista, citada en la película.

He vuelto se estrena en los cines de Italia el jueves 1 de febrero, distribuida por Vision Distribution.

(Traducción del italiano por Pedro Andueza González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.