email print share on facebook share on twitter share on google+

RÓTERDAM 2018 Competición Hivos Tiger

The Reports on Sarah and Saleem: el equilibrio del poder en Jerusalén

por 

- La segunda película de Muayad Alayan es un drama marital tenso que ganó el Premio del Público Hubert Bals Fund en el Festival Internacional de Cine de Róterdam

The Reports on Sarah and Saleem: el equilibrio del poder en Jerusalén
Sivane Kretchner y Adeeb Safadi en The Reports on Sarah and Saleem

Jerusalén estuvo en el medio del conflicto entre Israel y Palestina desde mucho antes que el presidente Trump complicara mucho más la situación. El furor que estalló cuando el presidente Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel solo sirve para lograr que los eventos capturados en la segunda película de Muayad Alayan parezcan más vitales y proféticos. The Reports on Sarah and Saleem, que se proyectó en competición en elFestival Internacional de Cine de Róterdam (IFFR) y ganó el Premio del Público Hubert Bals Fund, muestra una ciudad de comunidades que coexisten donde el poder y la influencia son ejercidos por una fuerza dominante sobre la otra.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Con un libreto excelente por parte del hermano del director, Rami Alayan, quien ganó el Premio Especial del al Jurado en el IFFR, The Reports on Sarah and Saleem es un drama inteligente que desentraña de manera experta la relación sexual entre los adúlteros Sarah (Sivane Kretchner), una judía dueña de un café y Saleem (Adeeb Safadi), un repartidor árabe, hasta llegar a un thriller con ramificaciones de naturalezas política y social. Sus cónyuges se vuelven conscientes de los engaños de sus parejas después de que Saleem y Sarah se peleen en Belén, y las consecuencias de esta escaramuza logran que Saleem se convierta en el objetivo de las fuerzas de seguridad israelíes.

La transición del amorío a la pelea también ve un cambio en el enfoque de la película hacia los cónyuges de Sarah y Saleem: el oficial de la Armada de Israel, David (Ishai Golan), y la embarazada, Bisan (Maisa Abd Elhadi). Las reacciones de los cónyuges son un balance fascinante de sufrimiento y lealtad ya que aceptan el modo en que lo público del amorío afectará a sus propias vidas y carreras. Hay amor y odio en sus respuestas. La naturaleza teatral del libreto, que contiene pizcas del maestro iraní Asghar Farhadi, cuenta con que los actores den su máximo potencial y los cuatro líderes, así como con el papel de Hanan Hillo como el abogado de Saleem, Maryam; y nos ofrece actuaciones matizadas que ayudan a tirar de la historia en diferentes direcciones.

Tan intrigante como la trama es la imagen ilustrada de Jerusalén, una ciudad donde el poder administrativo está en manos de las fuerzas israelíes que pueden inventar denuncias falsas cuando les parezca conveniente. Sarah posee la llave del destino de Saleem y seguramente no es una casualidad que en sus trabajos, Saleem sea el repartidor de su exitoso negocio. El equilibrio de poder es evidente por doquier. Bisan, en su lucha por justicia para su esposo, depende de la buena voluntad de otros, pero un contrapunto es que David enfrenta las consecuencias de su propia carrera sobre la traición de su esposa. Es un panorama con giros y cambios que recuerdan al cine de Sydney Pollack. Esta es una película que seguramente será proyectada en muchos festivales y encontrará público en todos lados.

The Reports on Sarah and Saleem es una coproducción palestina, holandesa, alemana y mexicana, financiada con el apoyo del Hubert Bals Fund y el World Cinema Fund. Las ventas internacionales están a cargo de Heretic Outreach.

(Traducción del inglés por Joel Dergal)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.