email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2018 Forum

Crítica: Tower. A Bright Day

por 

- BERLÍN 2018: El espectacular debut de Jagoda Szelc es una experiencia cinematográfica absolutamente envolvente

Crítica: Tower. A Bright Day
Laila Hennessy en Tower. A Bright Day

La película de Jagoda Szelc, Tower. A Bright Day [+lee también:
tráiler
entrevista: Jagoda Szelc
ficha del filme
]
, se ha presentado en la sección Forum de la Berlinale, y con ella, Szelc surge como una brillante estrella de luz cegadora. No fue de aquellos estudiantes de cine cuyas obras de fin de carrera atrajeron la atención de la industria y le hicieron la boca agua, como fue el caso de Kuba Czekaj, Pawel Maślona o Piotr Domalewski, por ejemplo. Tower. A Bright Day se presentó en un evento profesional en Cannes, y tras esto, dejó boquiabiertos a los críticos y a la propia industria cinematográfica en el Festival de Cine Polaco de Gdynia (Polonia) el pasado septiembre. La película de Jagoda Szelc tiene un estilo propio, es al mismo tiempo poética y visceral, trata temas como la religión y la espiritualidad, y consigue mantenerse plena de significado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La primera escena muestra a Andrzej, su esposa Anna y sus hijos, dirigiéndose a un evento familiar. Traen consigo a una invitada muy especial: la hermana descarriada de Andrzej, Kaja. Viajan atravesando bosques que parecen engullir el coche solo para escupirlo unos segundos después. Esta escena augura el tema de la película, el encuentro inevitable con fuerzas de aspecto amenazante, abrumadoras y, sobre todo, extrañas. Sin tardanza, la familia llega a su destino: la casa de la hermana de Andrzej y Kaja, Mula. Estas dos mujeres protagonizan el largometraje y representan dos formas diferentes de afrontar la vida, dos personalidades opuestas en la pantalla. Mula es una esposa y madre asentada, mientras que Kaja parece estar ausente, una mujer demente, un personaje más propio de una película de brujería que de un drama familiar. Su presencia es una constante fuente de tensión e incomodidad para la familia, uno de los motivos de esta tensión, como se desvela al principio de la película, es que Kaja es la madre biológica de la hija preadolescente de Mula, quien recibirá la Primera Comunión en pocos días. Este drama familiar es, para Jagoda Szelc, solo un pretexto, una base sólida y realista sobre la que erige una historia poética y simbólica, el relato de dos realidades en conflicto. Pero la perturbadora y envolvente experiencia que propone la directora no solo se apoya en metáforas e ideas, también la cinematografía (posible gracias al magnífico director de fotografía Przemysław Brynkiewicz) y el diseño de sonido ayudan enormemente a crear esta atmósfera, que comparte ciertas características con Post Tenebras Lux [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Carlos Reygadas.

Los carismáticos actores (Anna Krotoska, Małgorzata Szczerbowska y Rafał Cieluch, el reparto principal) son prácticamente desconocidos para la audiencia polaca, pero juntos tienen una química infalible y su gran implicación aporta una calidad única en la gran pantalla. La directora, que ya está trabajando en su obra de segundo año de carrera, Monument, prueba que es capaz de moldear todos los aspectos de la película para que se adapten a sus ideas, un gran logro para una principiante. Jagoda Szelc ganó dos premios en el Festival de Cine Polaco: Mejor Película Revelación y Mejor Guion.

Tower. A Bright Day ha sido producida por Marcin Malatyński, de Studio Filmowe Indeks, y coproducida por Agata Golanska de Lodz Film SchoolAgnieszka Janowska de Centrala FilmKacper Habisiak de DreamsoundAndrzej Jędrzejewski de HeliografMaciej Ostoja-Chyżyński de EBH y Rafał Bubnicki de Odra Film. La distribuidora en Polonia es Against Gravity, y el agente de ventas internacional, Media Move.

(Traducción del inglés por Pedro Andueza González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.