email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2018 Generation

Crítica: The Seen and Unseen

por 

- BERLIN 2018: La directora indonesia Kamila Andini presentó en la Berlinale una fábula fantástica sobre la conexión metafísica entre una niña y su hermano gemelo terminal

Crítica: The Seen and Unseen

Tras su exitoso estreno en el Festival de Toronto, la competición Generation del Festival de Berlín acogió el segundo largometraje de la directora nacida en Jakarta Kamila Andini. The Seen and Unseen [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
está protagonizada por Tantri (Ni Kadek Thaly Titi Kasih), una niña de diez años que se enfrenta a la inminente muerte de su hermano gemelo Tantra (Ida Bagus Putu Radithya Mahijasena) construyendo un puente entre la realidad y el mundo de los sueños. The Seen and Unseen es una fábula fantástica sobre la conexión metafísica que une a los dos gemelos. Se trata de un vínculo inquebrantable que no puede entenderse racionalmente, sino desde los principios de la religión local que parecen haber hechizado la película. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esta coproducción indonesia, neerlandesa, australiana y qatarí pone en escena la corriente de filosofía mística que predomina en la isla de Bali. El sekala/niskala (título original del film) afirma la existencia de lo real y lo sobrenatural en el mismo espacio donde habita el ser humano. Así, en The Seen and Unseen los muertos, los espíritus y los fantasmas de otras épocas visitarán a los protagonistas para conversar con ellos o acompañarles en sus viajes terrenales. En este sentido, el segundo largometraje de Kamila Andini guarda muchas similitudes con el cine Apichatpong Weerasethakul, especialmente con Uncle Boonme recuerda sus vidas pasadas, puesto que en ambas películas se invoca la presencia de lo sobrenatural para inmortalizar la despedida de un enfermo terminal. 

El ritmo sosegado del film, así como su escasez de diálogos propician la inmersión total en este universo mágico. Sin embargo, The Seen and Unseen no es una película estrictamente contemplativa. El film posee dos ejes narrativos. Durante la primera mitad de la película, la directora que debutó con The Mirror Never Lies nos muestra el proceso de asimilación de la futura muerte del hermano que experimenta Tantri. De este modo, cuando el chico tiene un accidente y debe permanecer en el hospital, observamos el rechazo de Tantri a la que será su nueva vida sin su compañero de juegos. Pero, en cuanto Tantri descubra los secretos del niskala (lo invisible), su miedo a la muerte de su hermano desaparecerá para siempre. 

La asimilación de la dimensión mágica de la realidad no sólo afecta a la protagonista. La misma película sufre una metamorfosis debido a esa nueva revelación mística. Será entonces cuando The Seen and Unseen se transforme en una excelente sucesión de secuencias oníricas que nos transportan de un universo a otro. 

The Seen and Unseen ha sido producida por la indonesia Treewater Productions y ha contado con el apoyo del Hubert Bals Fund de Róterdam y el Doha Film Institute, entre otros.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.