email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2018 Panorama

Crítica: When the Trees Fall

por 

- BERLÍN 2018: La primera película de Marysia Nikitiuk, que se proyecta en Panorama, es intensa y repleta de vitalidad, igual que la vida de un adolescente

Crítica: When the Trees Fall

La juventud tiene sus encantos y sus desgracias; un adolescente puede hacer muchas cosas por primera vez, pero cada cosa negativa que le sucede parece una tragedia de dimensiones épicas. La vitalidad y la intensidad dolorosa van de la mano y, a veces, las dificultades iniciales simplemente no se pueden superar. Esta combinación describe con precisión a When the Trees Fall [+lee también:
tráiler
entrevista: Marysia Nikitiuk
ficha del filme
]
, el primer largometraje de la autora y cineasta ucraniana Marysia Nikitiuk, que se proyecta en la sección Panorama del Festival de Cine de Berlín.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A pesar de estar dirigida con gran destreza y talento, la película carece de cierta sustancia y solemnidad, reforzando la imagen de Ucrania -y, por ende, de Europa del Este- como un lugar bello aunque brutal y opresivo para sus ciudadanos. La historia comienza en el pintoresco campo ucraniano, con Larysa, una adolescente que se escapa de casa de su abuela para hacer el amor con su novio, un delincuente juvenil llamado Scar. Este no tardará en reunirse con sus amigos para embarcarse en una misión con un giro violento. Entretanto, la conservadora abuela de Larysa la echa de casa y tiene que ir a vivir con su madre, que está más interesada en lo que los demás pueden pensar o decir sobre su hija que lo que la adolescente pueda estar sintiendo. El tercer personaje principal de la película es la pequeña Vitka (la increíblemente encantadora Sofia Khalaimova), una niña llena de entusiasmo y curiosidad, para quien el mundo real y el reino de la fantasía coexisten.

Conforme avanza la historia, vemos cómo Larysa es sometida a la fuerza por las mujeres mayores que ella, y cómo pierde su brillo interior. La película, que transcurre en un presente indeterminado, alterna entre el sensual entorno natural, el sombrío y lúgubre pueblo y el mágico mundo interior de Vitka. Pero eso no es todo: por el camino, la directora hace varias escalas para mostrar ciertas peculiaridades de Ucrania, como son los incómodos y dramáticos discursos que se dan en las ceremonias familiares como las bodas, los brotes racistas que desencadenan estallidos de violencia y, naturalmente, el consumo de vodka.

Es evidente que Nikitiuk tiene talento para dirigir a los actores y las escenas con distintas intensidades emocionales y distintos ritmos, lo que no es tarea fácil para una cineasta incipiente. También sabe cómo elegir a sus colaboradores; los cinematógrafos Michał Englert y Mateusz Wichłacz han hecho maravillas para crear este mundo visualmente irresistible y coherente. La estética de la película está claramente inspirada en las obras de Andrzej Wajda, Andrei Tarkovsky, Elem Klimov y Carlos Reygadas, que hoy en día parecen ser modelos a seguir muy populares para los directores debutantes. When the Trees Fall recuerda a The Tribe [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Myroslav Slaboshpytskiy, otro debut ucraniano tan violento y emocionalmente intenso como la película de Nikitiuk, pero que ofrecía una narración más fresca y un estilo más singular. Esperemos que Nikitiuk solo estuviera haciendo estiramientos y puliendo sus habilidades, y que Seraphima, su próxima película, ofrezca una mejor muestra de su talento.

When the Trees Fall ha sido producida por Igor Savychenko, Roman Klympush, Volodymyr Filippov, Serge Lavrenyuk, Izabela Wójcik, Violetta Kamińska, Dariusz Jabloński y Darko Basheski. Las productoras implicadas son Directory FilmsMessage Film y Fokus In, mientras que Latido Films maneja las ventas internacionales.

(Traducción del inglés por Marta Quirós)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.