email print share on facebook share on twitter share on google+

TRIBECA 2018 Competición

Crítica: Virgins

por 

- Keren Ben Rafael firma un atractivo primer largometraje de ficción sobre el paso a la edad adulta y la necesidad de conservar un alma de niño

Crítica: Virgins
Joy Rieger (derecha) en Virgins

“Amanecía pero aún estaba oscuro. Había luna llena y las estrellas brillaban en el cielo. No hay que perder la oportunidad. Ocurre una vez en la vida”. A oídos de Lana, la adolescente de 16 años que protagoniza Virgins [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de ficción de la israelí Keren Ben Rafael, presentado a concurso internacional en el Festival de Tribeca, la existencia de Kiryat Yam parece muy poética. Sin embargo, en realidad, es todo lo contrario. Aunque las luces de Haifa centellean a unos kilómetros de la escena, la ciudad costera desprende más bien un aire de tedio y vacío con sus paseos marítimos inacabados y sus pocos ancianos recorriéndolos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En ese cuadro deprimente y sin esperanzas en el porvenir se muere de aburrimiento nuestra joven y enérgica heroína (Joy Rieger), una niña a la que le arden los ojos y que sueña con irse a Tel Aviv para escapar de su rutina, compuesta por sus amigos del barrio y su madre, Irina (Evgenia Dodina), una soltera de origen ruso que regenta un bar despoblado al borde de la playa.

Como en un western (género al que la música del film hace vagamente alusión), un (apuesto) extranjero pondrá el cuadro patas arriba: el escritor, poeta y periodista Chip (Michael Aloni). Tras un primer encuentro rocambolesco (lo pica una medusa y ella orina sobre su piel para paliar el dolor), Lana lo acompaña para traducirle el relato de un pescador que solo habla ruso y, para divertirse, inventa una historia de aparición de sirena (un mito presente en la memoria colectiva de la localidad). Lo que ella no había previsto es que Chip escribe un artículo al respecto en Haaretz, lo que desencadena una ola mediática, alimentada por el alcalde (Rami Heuberger) en su intento de relanzar la economía de la ciudad con la promesa de recompensar con un millón de dólares a quien dé testimonio del fenómeno. Kiryat Yam se inunda de curiosos y visitantes a raíz de una superchería obrada por Lana y el treintañero seductor, ahora decepcionado.

A partir de los resortes clásicos del paso a la edad adulta (la relación de Lana con su madre y su pequeña prima, sus sueños de aventura, su agitada atracción por Chip, etc.), Keren Ben Rafaelelabora una película tierna, llena de pequeños hallazgos y no desprovista de humor, sobre el tema de la inocencia, de esa parte irracional de la infancia que el deseo de crecer no debe obliterar. Con los recursos de su decorado natural y del carisma de su intérprete principal, la directora (diplomada por la escuela parisina de La Fémis) firma un paso correcto (aunque imperfecto) al largometraje, sin tensar mucho la cuerda, apostando por la dulzura, la empatía y el encanto progresivos.

Virgins
es una producción de la francesa Avenue B Productions en coproducción con las israelíes United King Films y Artza Productions y la belga Frakas Productions y con el apoyo de Eurimages. Su agente de ventas internacionales es Pyramide.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.