email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Un Certain Regard

Crítica: À genoux les gars

por 

- CANNES 2018: Antoine Desrosières presenta una comedia radical sobre la juventud de los barrios populares y la violencia sexual de los hombres contra las mujeres

Crítica: À genoux les gars
Souad Arsane, Inas Chanti, Sidi Mejai y Medhi Damhane en À genoux les gars

À genoux les gars [+lee también:
tráiler
entrevista: Antoine Desrosières
ficha del filme
]
, de Antoine Desrosières, es una pieza cinematográfica poco convencional que se ha presentado en el templo de la cinefilia que es el Festival de Cannes, dentro de la selección oficial, en Un Certain Regard, a riesgo de sorprender a algunos, incomodar a otros o entusiasmar a quienes celebren el descaro del director y del seleccionador del festival. En cualquier caso, esta comedia radical que pone el foco en un tema tan actual como la manipulación y la opresión masculina de la sexualidad en la era de las redes sociales, no dejará indiferente a nadie.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El argumento es simple. Dos hermanas, las adolescentes Yasmina (Souad Arsane) y Rim (Inas Chanti), frecuentan a dos amigos, Salim (Sidi Mejai) y Majid (Medhi Damhane). Rim y Majid (ambos físicamente atractivos) ya salen juntos, mientras que Yasmina (menos agraciada físicamente), que nunca ha besado a nadie y se pregunta qué es la sexualidad, se deja seducir sin dificultad (“en una entrevista de trabajo del amor”) por Salim (que no tiene nada de sex symbol). Durante la comida en un restaurante griego, los besos en la piscina y las bromas sobre sexo, los chicos se destacan por su homofobia de gama baja (“un tío que se tira a otro tío también es capaz de tirarse a cualquier cosa: animales, vehículos…”). A continuación, Rim se va de viaje escolar y Salim se aprovecha de la credulidad de Yasmina para obligarla a practicar una felación a Majid, grabarlo todo y decirle que debe acceder a todos sus deseos en los meses siguientes (“si no, tu hermana verá este vídeo donde sales chupándosela a un tío en un parking a 15 minutos de tu casa, ¡puta!”). Una trampa que animará a Yasmina a ser valiente, a romper el silencio, a descubrir el poder de su propia libertad de elección y del feminismo…  

La película, construida en torno al argot desenfrenado (uso frecuente de “hermano”, también por parte de las chicas) e inventivo de los protagonistas (que han participado en la escritura de los diálogos de la película), supera el reto de tratar un tema espinoso en tono de comedia. Es un retrato acertado y divertido de la juventud francesa actual de clase popular, y los que puedan pensar que los actores están sobreactuando (a veces, al límite de la histeria) es porque no deben cruzarse a menudo con este sector de la población tan real. El cineasta da una dimensión atemporal a su denuncia de los comportamientos masculinos con varias canciones de los años 60 relacionadas con esta temática. La película no es perfecta, ya que algunas bromas funcionan mejor que otras y la puesta en escena es bastante simple pero sus defectos se contrarrestan bien con sus cualidades. Todo esto convierte a À genoux les gars en una auténtica rareza socio-cinematográfica que no se aferra a los convencionalismos y que pisa firme en un debate mujeres/hombres que se encuentra en plena ebullición.

À genoux les gars ha sido producida por Les Films de l'Autre Cougar y coproducida por Digital District, Eye Lite, Lemon Studio, Flach Film y Rezo Productions, mientras que Films Boutique se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del francés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.